7/12/14

YANTAR DE POBRES (POEMA)

 

María, madre, mujer de campo, tinerfeña,
Tendió el mantel de lino sobre la mesa y puso
Con cuidado exquisito su vajilla de barro,
Las servilletas de tela, los cubiertos...

Trajo el único pan amasado en la artesa
Por las manos antiguas de la abuela
Y horneado con leña de sarmientos
Secos y retorcidos de la poda otoñal.

Una jarra de vino con el borde
Desportillado, roto, como un labio
Sangrante que goteara, sobre un campo
De batalla de dureza granítica.

Y un lebrillo donde el gofio, escaldado
Con el hirviente líquido, humeaba
Con un adorno de cascos de cebolla
Y un chorreón de mojo de cilantro.

Luego vino el enorme caldero de aluminio
Con su caldo, sus papas, sus verduras…
Carne no había ¡claro! Y es que a los pobres
Su agujereado bolsillo no les daba.

Así y todo, como una piña unidos,
El hambre pasaba a duras penas
Entre aquella alegría de vivir
Que nunca supimos de donde procedía.

Al parecer había algo que celebrar, 
pero no teníamos muy claro
de que repuñetas se trataba.

 Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario