15/9/19

DEMOCRACIA LASTRADA



En nuestro denodado esfuerzo por seguir siendo "una democracia ejemplar", imitada aquende y allende los océanos, acabamos de incorporar al catálogo de nuestras virtudes una bellísima conspiración entre un juez y un ministro para acabar con la reputación y la carrera de una diputada opositora y también juez. El magistrado travieso, Salvador Alba, acaba de ser condenado a seis años y medio de cárcel, mientras el ex ministro popular José Manuel Soria continúa bronceándose –en todos los sentidos– con sus negocietes en las Islas Afortunadas. 

Salvador Alba - José Manuel Soria

Y Vicky Rosell, la togada víctima de la conspiración entre ambos, recibirá una indemnización de 60.000 euros por los casi tres años que ha tenido que dedicar a desmontar "las ausaciones falsas de Soria" y regresar al Congreso de los Diputados.

 
 Vicky Rosell

Según el CIS, más de la mitad de los españoles, el 50,8%, desconfía de la independencia de los jueces. El 19,3 considera que están politizados y un 14,7% advierte corrupción en el sistema. Poco castigo demoscópico me parece en el país de la ley mordaza, de la impunidad de los pujoles a las sombra de la inmunidad de la familia borbona, de aquel juez Estevill que se dedicaba a la extorsión también bajo los auspicios de aquel ex molt honorable, de los magistrados aliados a Jorge Fernández Díaz que «afinaban» en la fiscalía las acusaciones falsas de la policía patriótica contra sus rivales políticos.

Jorge Fernández Díaz

Hablaba Alejo Carpentier de la dificultad que vivieron los autores del boom americano para retratar a los dictadores del cono sur. Incluso amparados en las "libertades hiperbólicas que les proporcionaba el realismo mágico", muchas de las anécdotas que recogían de aquellos dictadores eran intranscribibles a la novela: por demasiado atroces y absurdas incluso para concitar la suspensión de credibilidad en lectores de un género acostumbrado a creerse "la emanación de mariposas desde el cuerpo de un Mauricio Babilonia enamorado de Renata Remedios".

Alejo Carpentier

En esta España del Partido Popular también se han dado casos muy cercanos al realismo mágico. Incluidas la llegada de Ana Botella a la alcaldía de Madrid o el destape gürteliano de Esperanza Aguirre mientras degustaba ancas de rana en un tasco madrileño. Este exceso de extravagancias históricas nos ha llevado a los españoles a aclimatarnos a una sociedad en la que lo mágico y lo corrupto se confunden, hasta parecer ambos inherentes a nuestro paisaje. Inevitables. Incluso medianamente confortables. Si un tío se confiesa "yonki del dinero corrupto", lo incorporamos a nuestro folklore castizo y regresamos a nuestra normalidad con una sonrisa en la cara: pagamos, pero cómo nos divierte esta gente.

Ana Botella y Esperazna Aguirre

Ayer ningún informativo de los que vi dejó de abrir con "Ana Julia y sus morbosos llantos". La condena de un juez conchabado con un ministro, a la sazón serio aspirante a convertirse en el sustituto de Rajoy, fue tratada con una naturalidad y una medianía pasmosas, cual llamativa pero olvidable tormenta de verano. Tenía razón Carpentier: "profundizar en este suceso sopondría una ruptura de la credibilidad en los consumidores de informativos". Vivimos en una democracia ejemplar. "Mejor seguir creyendo que de nuestra piel emanan mariposas como las de Mauricio Babilonia*. Mejor".


(*) Mauricio Babilonia es uno de los personajes de la novela "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez.

FUENTE: publico.es
Rosas y espinas
Aníbal Malvar
11/09/2019

14/9/19

RECHAZO TOTAL

“Sánchez rechaza la última oferta de Iglesias en sólo 14 segundos, pulverizando así el Récord Guinness en rechazo de ofertas“ 

Miguel Ángel G. Yanes

INSOSTENIBLE


Miguel Ángel G. Yanes

ARDEN LOS PULMONES DE LA TIERRA


Noam Chomsky dispara sin recelos:

Noam Chomsky

"Las quemas en la Amazonia son un crimen
de lesa humanidad"


Los incendios forestales en la Amazonia han causado indignación y preocupación en todo el mundo. Chomsky, el intelectual vivo más relevante según el New York Times, explica a El Mostrador que la deforestación de esta selva tropical, a causa de las "quemas ilegales", debe ser considerada como crimen de lesa humanidad. Del mismo modo, el pensador y activista político estadounidense asevera que "la emergencia climática constituye la problemática más importante que ha surgido en la historia humana", ya que esta crisis ambiental, a menos que se aborde seriamente y pronto, "condenará la vida humana organizada"

Actuación de Greenpeace sobre la estatua de Cristobal Colón
en la plaza del Portal de la Paz (Barcelona)

En una entrevista concedida al diario, el afamado lingüista Noam Chomsky, conocido por ser un fuerte crítico del capitalismo lanzó duras denuncias contra los empresarios que tienen "negocios destructores del medio ambiente", como la petrolera estadounidense ExxonMobil, además de los estados que los amparan, como EE.UU. y Brasil.

La propaganda de ExxonMobil, no tiene desperdicio:
"MEJORANDO EL STANDAR VIVO"

El profesor emérito del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), continuó "calificando al sistema capitalista como el mayor responsable en la crisis ambiental que está viviendo el planeta". Llegando a asegurar que mandatarios de derecha como Jair Bolsonaro en Brasil, que niegan enfáticamente que haya una crisis, deberían considerarse como criminales “de lesa humanidad”. La entrevista terminó con el apoyo del catedrático a las manifestaciones surgidas para hacerle frente a los gobiernos de Brasil y EE.UU., enfatizando:


Estados Unidos y Brasil son estados fuera de la ley. Afortunadamente, en ambos países hay protestas internas y activismo, los cuales merecen el apoyo internacional. Pero las políticas de los dos gobiernos son de hecho ’suicidas’, para la humanidad en general. Deberían protestar vigorosamente en todo el mundo, de todas las maneras posibles.”


FUENTE: rebelion.org
El Mostrador
Roberto Manríquez
09/09/2019

No solo arde la Amazonía, también los bosques de África Central y la selva tropical de Indonesia. Estamos destruyendo los pulmones del planeta.
 
Gaya, nuestra madre común es un ser vivo. ¿Cuándo lo vamos a entender?

13/9/19

EXHUMACIÓN


Miguel Ángel G. Yanes

46 ANIVERSARIO DEL GOLPE DE ESTADO EN CHILE QUE DERROCÓ A SALVADOR ALLENDE

Pinochet, el triunfo del fascismo de mercado y su admiración mutua con el general Franco

El doctor en Historia Mario Amorós publica 'Pinochet. Biografía militar y política', una obra que aspira a convertirse en una referencia mundial para estudiar la figura del dictador chileno desde sus inicios en el Ejército hasta sus últimos días de vida.

El general Augusto Pinochet (l), jefe de la junta militar chilena, saluda el 11 de septiembre de 1973 en Santiago, poco después de la muerte del presidente Allende, elegido en las urnas.- AFP
El general Augusto Pinochet, jefe de la junta militar chilena
tras el golpe de estado y muerte del presidente Salvador Allende.
AFP

Era el 11 de septiembre de 1973. La República de Chile era la democracia más avanzada de América Latina, pero el contexto internacional era complicado. Muy complicado. Tres años antes, el candidato de la Unidad Popular, Salvador Allende, se había impuesto en las elecciones presidenciales con su "vía pacífica al socialismo".

Pero Estados Unidos tenía muy claro que la Unidad Popular no podía triunfar. Lo había dejado clarísimo su secretario de Estado, Henry Kissinger durante una reunión del Consejo para la Seguridad Nacional celebrada en 1970:

Henry Kissinger

"El éxito de un gobierno marxista elegido por el pueblo constituiría un claro ejemplo (e incluso un precedente) para otras partes del mundo".

Ahí mismo, en 1970, comenzaron los ataques a la economía chilena para aislarla, debilitarla y desestabilizarla hasta hacer de Chile un país ingobernable. "Pero Allende resistía". La Unidad Popular seguía en el poder y conservaba el apoyo social. Fue entonces, un 11 de septiembre, cuando se recurrió a la violencia. A las armas. A la sangre. Cuando el Ejército de Chile conquistó su propio país y Allende se quitó la vida acorralado en el Palacio de la Moneda. "La historia es nuestra y la hacen los pueblos", lanzó el socialista en su último mensaje a la nación chilena.

El ejército chileno atacando el palacio de la Moneda,
sede del gobierno del país, el 11 de septiembre de 1973

"Ese 11 de septiembre de 1973 se consumó la infamia". Un acto de guerra, como el bombardeo del palacio de La Moneda, acababa con la democracia chilena. Se prohibían los partidos políticos, se suprimían las libertades y derechos de la ciudadanía. Llegaba el exilio y la represión sistemática. También se acababa el control de precios, el reparto de leche en colegios y la protección laboral de los trabajadores.

Se imponía el imperio del terror. En la cúspide de la brutal dictadura y como cara visible se fue imponiendo la figura de Augusto Pinochet, el que había sido jefe máximo de las Fuerzas Armadas durante la presidencia de Allende. El militar se presentaba así ante el mundo como un paradigma de dictador despiadado y entronizado desde la traición. Como escribió el histotriador Josep Fontana, "Pinochet simbolizó, como nadie, la imagen del fascismo en América Latina".
Portada del libro 'Pinochet. Biografía militar y política' (Ediciones B)

Ahora, cuando se cumplen 46 años de este momento clave, el doctor en Historia por la Universidad de Barcelona, Mario Amorós publica "Pinochet. Biografía militar y política (Ediciones B)", la primera biografía histórica del dictador fundamentada en archivos y bibliotecas de cuatro países diferentes, cientos de artículos y referencias en prensa, discursos, entrevistas, testimonios y opiniones de familiares y colaboradores. En definitiva, una obra de más de 800 páginas que aspira a convertirse en referencia mundial para tratar una de las figuras del siglo XX: Augusto Pinochet.

El título llega, además, en un momento nuevamente complicado. Líderes como Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, se han mostrado a favor de Pinochet y de su golpe de Estado. También seguidores de Donald Trump, que han escogido su nombre para una polémica camiseta que lleva como lema Pinochet no hizo nada malo!" y en cuya parte posterior se ve a "un helicóptero lanzando personas al vacío". E incluso Vox, en España, ha establecido contacto con José Antonio Kast, líder de la ultraderecha chilena. Así, la ola reaccionaria que recorre el mundo trata de recuperar para sí la figura de Pinochet.


El golpe de Estado del 11 de septiembre no sería un acto de guerra sino "una intervención para salvar a Chile del comunismo". Pinochet no sería un dictador sino un gobernante autoritario que, a través de la Constitución de 1980, se puso límites. En definitiva, Pinochet habría sentado las bases para un Chile moderno. Quizá por ello la obra de Amorós es ahora más imprescindible que nunca. La Historia frente al olvido, frente a la manipulación. "Pinochet simboliza la imagen del fascismo en América Latina". Pero en este caso no hablamos del fascismo de la Europa de entreguerras. Se trata de un fascismo de mercado.

"El golpe en Chile fue el golpe de una clase social, la burguesía, que se sirvió de la fuerza del Ejército para aplastar a las organizaciones de izquierdas e implantar un modelo neoliberal de economía de la manera más descarnada", explica Amorós a Público. El autor, de hecho, describe a Pinochet como "un dictador despiadado que demostró una insaciable ambición de poder". Y su instrumento fue el terror, puesto que no vaciló en desencadenar la única guerra en la que participó a lo largo de su vida:

"la guerra contra un pueblo desarmado", 
escribe Amorós.

El exdictador chileno Augusto Pinochet ante sus tropas en 1975 - REUTERS

Así, la represión de la dictadura chilena sirvió también para convertir a Chile en el "laboratorio mundial del neoliberalismo". El dictador cedió en 1975 el timón económico del país a un grupo de jóvenes profesionales formados en la Universidad de Chicago y que aplicaron las recetas neoliberales de Milton Friedman y Arnold Harberger.


En definitiva, la dictadura chilena llevó a cabo una "contrarrevolución capitalista" en toda regla que deshizo el proceso de nacionalizaciones iniciado por Allende, devolvió a sus antiguos propietarios las tierras ocupadas por los campesinos, liberalizó los precios, redujo el gasto público en más de un 25% y derogó leyes que impedían los despidos de los trabajadores. Todo ello fue recomendado por los Chicago Boys y por el "plan diseñado por Friedman para Chile". El plan contó conla represión y la violencia como principal apoyo.


Milton Friedman

"El 'milagro chileno' de los Chicago Boys, tan exaltado por determinados sectores, supuso que, tras su derrota en el plebiscito de 1988, el 11 de marzo de 1990, Pinochet entregara un país que "tenía al 40% de su población en la pobreza más absoluta". Y sus efectos se dejan sentir hasta el día de hoy "con unas pensiones miserables, una atención sanitaria adecuada solo para quienes pueden pagarla, la enseñanza superior más cara de América Latina y una brecha social de las más acusadas del mundo", denuncia Amorós.

Una admiración mutua entre dictadores

 Augusto Pinochet - Francisco Franco

El terror generado por Pinochet llegó a tal punto que, según documento del Ministerio de Asuntos Exteriores, el embajador español en Chile, Enrique Pérez-Hernández, le recomendó al dictador chileno "moderación y clemencia" y le señaló que la represión contra la izquierda estaba siendo "muy dura". Pinochet, según esta documentación, aseguró al funcionario español que tendría cuidado, especialmente, con casos concretos "como el de Neruda".Otro documento de la diplomacia española hacía un balance de cómo era la situación en Chile en aquellos días: "La situación está absolutamente controlada por la Junta de Gobierno; pero a punta de bayonetas y metralletas".

"La represión ha sido dura y continúa siéndolo. Alguien ha visto que no menos de 200 muertos son llevados al depósito de cadáveres cada noche e, incluso, nuestro Embajador ha llegado a verlos de día. El número de muertos se calcula que es de unos 4.000, de los que la mitad lo han sido en combates y la otra mitad fusilados sin juicio previo", informaba la diplomacia española.
El rey Juan Carlos junto a Augusto Pinochet

Sin embargo, mientras la diplomacia informaba al régimen franquista de las "graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en Chile", el dictador español se carteaba con el chileno. Sólo un día después del golpe de Estado en Chile, Pinochet enviaba una carta a Francisco Franco para comunicarle la sustitución del embajador de Chile en España y transmitirle una admiración, que según Amorós, era mutua: "Os ruego aceptéis los sinceros votos que formulamos por el bienestar de Vuestra Excelencia y por la grandeza de España".

De hecho, dos años después, el 18 de septiembre de 1975, apenas dos meses antes de la muerte de Franco, el jefe del Estado Mayor del Ejército español, el teniente general Emilio Villaescusa, entregaba a Pinochet, en nombre de Franco, "la máxima distinción del Ejército español en tiempos de paz, la Gran Cruz al Mérito Militar".


Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco

La muerte de Franco estaba cerca, pero la correspondencia entre ambos aún no había finalizado. El 27 de septiembre, Franco ejecutaría los últimos cinco fusilamientos de la dictadura. "Tres miembros de ETA y dos del FRAP" serían fusilados tras unos consejos de guerra sin las más mínimas garantías procesales. El mundo daba la espalda al régimen de Franco. Pero Pinochet, aplaudía: "Estoy cierto que de esta dura prueba emergerá una España aún más fuerte, unida y respetada por la fortaleza de sus convicciones y la reciedumbre de sus actitudes y abrigo la esperanza de que en el futuro se valorizará mejor el esfuerzo de los pueblos de carácter para forjar su destino propio".

La carta sería contestada por el dictador español en los siguientes términos: "No podemos tolerar que la maquinación urdida por organizaciones enemigas de nuestra patria comprometa el normal desarrollo, en paz y prosperidad, de nuestro pueblo y es deber del gobernante preservar la paz y la seguridad de su país contra aquellos que subvierten el orden público poniendo en peligro la estabilidad y el sosiego de la sociedad”.


Esta fue la última comunicación establecida entre Franco y Pinochet. El español moriría el 20 de noviembre de ese mismo año y el chileno acudiría a España a su funeral. Llegó el día 21. Viernes. A los pies del avión le recibía Juan Carlos, heredero del dictador. Se dieron un abrazo. "En estos momentos Franco ha pasado a la historia, es un Caudillo que nos ha mostrado el camino a seguir en la lucha contra el comunismo", declaró Pinochet tras reunirse unos minutos con el que sería proclamado poco después rey de España.

Paralelismos entre ambas dictaduras

Militares chilenos golpistas

La admiración que Pinochet sentía hacia el dictador Franco también se dejó ver en aquellos días en los que se enterraba al autoproclamado "caudillo" de España. El asesor del dictador chileno Federico Willoughby-MacDonald leyó un comunicado en el que establecía paralelismos con la dictadura española: "España durante mucho tiempo ha sufrido como nosotros sufrimos hoy el intento perverso del marxismo que siembra el odio y pretende cambiar los valores espirituales por un mundo materialista y ateo. El coraje y la fe que han engrandecido a España inspiran también nuestra lucha actual...".

De hecho, Pinochet siguió una estrategia parecida a la de Franco para justificar, con el paso de los años, su participación en el golpe de Estado. "En Pinochet se aprecia un providencialismo presente. Tal y como hizo Franco, prácticamente justificó el golpe para salvar a Chile del comunismo. Sólo le faltó autoproclamarse Caudillo de Chile por la gracia de Dios", cuenta Amorós.

23 de noviembre de 1975. De izquierda a derecha, el vicepresidente dominicano, Rafael Gosico Morales, Imelda Marcos y Augusto Pinochet junto a su esposa participan del funeral de Franco. EFE
El vicepresidente dominicano, Rafael Gosico Morales, Imelda Marcos
 y Augusto Pinochet junto a su esposa en el funeral de Franco. EFE

Las similitudes son importantes. Pinochet, como Franco, no fue el instigador del golpe de Estado sino que se sumó al mismo a última hora, y fue lo suficientemente listo para imponer su poder al resto de militares golpistas. Pinochet, como Franco, justificó su golpe de Estado como un "deber patriótico" para salvar a Chile de las garras del comunismo y ante el riesgo de "quebrantar la unidad nacional". Los golpistas chilenos, como los españoles, contactaron con una potencia extranjera (Brasil) para tener armamento de guerra en caso de que el golpe de Estado fracasara y se llegara a una Guerra Civil, como en España. Y Pinochet, como Franco, se esforzó mucho en mantener una propaganda que le situara como "una especie de enviado de Dios" para salvar a su país.

De hecho, el mismo dictador chileno confesó al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Lorenzo Olarte, el 24 de noviembre de 1975, en su escala de regreso a Chile, que le gustaría que en su país se construyera un "Valle de los Caídos" que le recordara para la posteridad, tal y como escribió el periodista Fernando Olmeda en la obra "El Valle de los Caídos. Una memoria de España".


Y así, tal y como relata Amorós, el fascismo español consideró a Pinochet como "uno de los suyos". La admiración se comprobó en las Cortes durante la ceremonia de juramento y proclamación de Juan Carlos de Borbón como rey de EspañaEl dictador chileno fue aclamado por el público apostado en la calle como cuando se sentó en el Congreso: "Particularmente, los militantes de Falange le vitoreaban y le lanzaban sus boinas rojas. Con toda razón el fascismo español le contaba entre uno de los suyos"

Sin embargo, el dictador chileno no tuvo su Valle de los Caídos. Sus cenizas permanecen enterradas en una capilla de una parcela privada de la familia Pinochet en Los Boldos, en el litoral central de Chile, bajo una lápida de mármol. En España, mientras tanto, "Franco continúa en el Valle de los Caídos" y el Tribunal Supremo hará público el próximo 24 de septiembre si permite su exhumación o no.


FUENTE:
Alejandro Torrús
Madrid - 11/09/2019

Lo que resulta inadmisible es que Pinochet llegara a estar hospitalizado en Londres y, una vez finalizado el tratamiento, lo dejaran regresar tranquilamente a su país sin entregarlo al Tribunal de Justicia Penal Internacional de La Haya. Lo que demuestra que todo es un merecumbé.

¡Ah! ¿Saben ustedes que era lo que más unía a Franco y Pinochet? Pues la fe... la fe católica.
 

VAN MORRISON - BROWN EYED GIRL (VÍDEO)


12/9/19

YA NOS MEAN

En un avance televisivo del programa que el "insufrible patriota" Bertín Osborne presenta en Tele-5, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a quien yo tenía en cierta estima política, ha dicho:


- Yo no soy como Pablo Iglesias, que no quiere nada de los ricos. A mí que me meen.

Refiriéndose -supongo- a aceptar de los ricos todo lo que le ofrezcan.


Pues, caballero -he pensado en voz alta- los ricos no solo nos mean, también nos cagan, y eso, no veo yo que mejore la situación social de los pobres de este "pís". La de alguno, quizás.

Lo verdaderamente triste de este asunto, es que gran parte de la ciudadanía sigue sus vidas (las de los ricos) como si les fuera el alma en ello. Y es que:


Miguel Ángel G. Yanes 

ADIVINEN A QUIÉN

Miguel Ángel G. Yanes

EL DERECHO DE HUELGA

¡Qué tiempos son los que vivimos, que hay que defender lo obvio!
 

Artículo 28 de nuestra Constitución

1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o a afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.


Alguno quizá se sorprenda que encabece estas líneas recurriendo a  un artículo de nuestra Constitución, que según egregios y conspicuos politólogos, historiadores, periodistas y expertos en Ciencias Sociales fue producto del “consenso” de nuestras fuerzas políticas. Lo he puesto porque conviene recordarlo, sobre todo para mentes de no pocos trabajadores un tanto desmemoriadas. De verdad, es un artículo de nuestra Constitución. No es de una Constitución de los antiguos países del socialismo real. De verdad, es de nuestra Constitución. Se lo garantizo. Lo pueden consultar en la Red.

Si tienen la paciencia de leer el texto que viene a continuación, ustedes mismos podrán verificar el nivel de consenso alcanzado en la redacción de nuestra Constitución, uno de los pilares básicos de nuestra democracia ejemplar y exportable al resto del mundo. Según Xacobe Bastida Freixido, en el transcurso de la discusión de las enmiendas al artículo 2º de nuestra Carta Magna, y cuando Jordi Solé Tura presidía la Ponencia, llegó un mensajero con una nota de la Moncloa señalando cómo debía redactarse tal artículo.

La nota: «La Constitución española se fundamenta en la unidad de España como patria común e indivisible de todos los españoles y reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que integran la indisoluble unidad de la nación española». Casi exacto con el actual artículo 2º de la Constitución. Por ello, es evidente que su redacción no fue producto de la actividad parlamentaria y sí de la imposición de fuerzas ajenas a la misma. Tal hecho lo cuenta Jordi Solé Tura ya en 1985 en su libro "Nacionalidades y Nacionalismos en España", de Alianza Editorial, en las páginas 99-102. En el libro de junio de 2018, del historiador y politólogo de gran solvencia, Josep M. Colomer "España: la historia de una frustración", en las páginas 184 y 185, conocemos más detalles sobre la nota. Llegó de La Moncloa, el mensajero Gabriel Cisneros, el cual dijo a los miembros de la Ponencia que "el texto contenía las 'necesarias licencia'» y que no se podía modificar una coma, porque había un compromiso entre el presidente del Gobierno y los interlocutores de facto, muy interesados en el tema".

José Pedro Pérez Llorca

Esto hizo que uno de los miembros de la Ponencia, el centrista José Pedro Pérez Llorca, se pusiera firme y levantara el brazo con la mano extendida para hacer el saludo fascista. Mas, no ha interesado que este dato se conociera. Nunca un constitucionalista, ni siquiera los más prestigiosos lo han mencionado. Ni la mayoría de los políticos ni de los intelectuales españoles. "El silencio es sospechoso".

A su vez merece la pena destacar que en la Constitución, las Fuerzas Armadas están incluidas en el Título Preliminar, que trata de los elementos fundamentales del Estado y la Nación. Se les asigna, entre otras funciones, la «defensa de la integridad territorial de España». Esto contrasta con la mayoría de las constituciones democráticas, que colocan el ejército en otro título no tan prominente, que se ocupa del gobierno, de la administración y limitan sus funciones a la defensa externa del país.

Este largo inciso no viene mal recordarlo, porque quizá  sepamos dónde estamos si sabemos de dónde venimos. Pero retorno al artículo 28.2 de nuestra Constitución: “Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”. Su significadoes tan claro como el agua cristalina, y sin embargo, en amplios sectores de la sociedad española no lo llegan a interiorizar, ni asumir ni entender. Lo acabamos de ver estos fines de semanas de finales de las vacaciones, en los que ha habido convocatorias de huelgas en el sector de los transportes aéreos y ferroviarios.


La mayoría de  los ciudadanos, en su gran mayoría trabajadores, han proferido durísimas palabras contra los huelguistas y los sindicatos convocantes, porque les habían generado dificultades o quebrantos en sus vacaciones. Naturalmente que la huelga genera  dificultades y quebrantos a la ciudadanía. Esa es la fuerza de la huelga para mejorar, mantener o no deteriorar sus condiciones laborales.

Ya no entro, que merecería un artículo aparte, sobre la legislación de unos servicios mínimos, que son  excesivos para desvirtuar la presión de la huelga. No he podido oír a ningún ciudadano ni el más mínimo apoyo ni la mínima condescendencia hacia los huelguistas. Ni siquiera unas palabras como estas “Si están en huelga, será porque tendrán sus motivos”. Y, salvo alguna excepción, los medios de comunicación tampoco han mostrado el más mínimo apoyo a los huelguistas y los sindicatos convocantes, y lo que es todavía más grave, ni una breve explicación de los motivos de la huelga. Lo más cómodo es contar lo que quieren oír la gran mayoría de la ciudadanía, aunque ello suponga poner al pie de los caballos a los sindicatos convocantes de la huelga y a los trabajadores que la secundan. Me pregunto: ¿No es motivo suficiente para convocar una huelga contra la empresa Ryanair el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Girona, que afectará a más de 500 empleados? Incluso la empresa les ha denegado durante un tiempo el derecho de sindicación.

Tales actuaciones tan “solidarias” de la ciudadanía y los medios, aunque no lo digan explícitamente, están cuestionando un derecho fundamental, cual es "el derecho de huelga". Derecho que deberían tener en gran estima los trabajadores españoles, que somos la gran mayoría. Ese derecho no es un regalo del cielo, sino que su consecución fue producto de luchas a muerte de muchos trabajadores. Quizá muchos no lo valoran porque se avergüenzan de que se les llame “clase trabajadora”. Les gusta más que les llamen “clase media”. Suena mejor.


Insisto sobre este artículo 28 para algunos trabajadores despistados, el cual recoge los dos derechos de autotutela: el de sindicación y el de huelga, de los que disponemos los trabajadores en el Estado social para defender nuestros intereses, que somos la parte más débil frente a la parte económicamente más fuerte, es decir, los empleadores. Es obvia, por lo demás, su conexión con el artículo 7 CE que reconoce a los sindicatos centralidad en las relaciones laborales y, en general, en la vida económica y social.

Según Raúl Canosa Usera, profesor titular de la Universidad Complutense, como era lógico, ninguna de nuestras Constituciones históricas, salvo la de 1931, reconocieron la libertad sindical, y la de la Segunda República lo hizo sucintamente en el artículo 39, proclamándola junto con el derecho de asociación y exigiendo la inscripción de los sindicatos en el registro correspondiente. Sin embargo, es en 1978 la primera vez que una Constitución española proclama el derecho de huelga, que no aparece ni en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de 10 de diciembre de 1948, ni en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de 19 de diciembre de 1966, ni en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, de 4 de noviembre de 1950.
Sí lo hallamos en el artículo 8.1 d) de Pacto Internacional de Derechos Sociales, Económicos y Culturales, de 19 de diciembre de 1966, así como en el artículo 6.4º de la Carta Social Europea, de 18 de octubre de 1961. En este contexto normativo internacional y tras el precedente de negación de ambos derechos acontecido durante el franquismo, era natural que ambos fueran reconocidos de forma muy expresiva y con cierto detalle. Es interesante resaltar que durante la tramitación parlamentaria ya estaba en vigor el Real Decreto-Ley 17/1977 de 4 marzo, sobre relaciones laborales.

Esperanza Aguirre

A muchos trabajadores les recuerdo el sentir de la "incorruptible" Esperanza Aguirre, que criticó a los sindicatos que convocaron la huelga general contra la reforma laboral por manifestarse en la Puerta del Sol 'como si fuera la Bastilla'. 'Estos sindicatos caerán como el muro de Berlín', aseguró. 

Trabajadores, a ver si os enteráis de una puñetera vez de que los sindicatos son la última barrera frente al Capitalismo Neoliberal.

Como conclusión de lo expuesto termino con una frase de Bertolt Brecht, que sirve de título a este artículo.

Bertold Brecht

¡Qué tiempos son los que vivimos, 
que hay que defender lo obvio!

FUENTE: nuevatribuna.es
Cándido Marquesán Millán 
04/09/2019



El dato del brazo en alto de unos de los siete padres de la Constitución, es algo que clama al cielo.

11/9/19

LA OCURRENCIA DE PLOF

Citizen Plof

Mi amigo Citizen Plof (bloguero en excedencia forzosa) con el que suelo hablar bastante a menudo, dice que tiene la solución perfecta para que la Izquierda pueda gobernar en España sin necesidad de apaños, pactos o coaliciones. No es otra que la que le dicta la lógica: "unificarse en un solo partido" , y hacerlo rápido, antes de que la Derecha pille la idea y los adelante por la cuneta (esa cuneta).  

Obviando que el PSOE hace ya mucho tiempo que dejó de ser de izquierdas, no me parece descabellada la ocurrencia de mi amigo, pero si inviable por cuanto que ninguno de los líderes estará dispuesto a perder su pedestal, lo que deja claro que los partidos políticos no luchan por el bienestar de la ciudadanía, ni siquiera por el de sus afiliados, sino por los propios. Aquí lo que prima es el poder y los intereses de Estado


Es decir, que mientras les sigamos el juego, estaremos con el culo al aire como siempre.

Miguel Ángel G. Yanes

¿PARA CUÁNDO?


Miguel Ángel G. Yanes

FARROKH NO HABRÍA PODIDO SER FREDDIE MERCURY

 
Estatua erigida en homenaje a Freddie Mercury (Montreux, Suiza).
 Foto: Bernd Brägelmann/ CC BY-SA 3.0> 

El 5 de septiembre de 1946, en la ciudad de Stone Town en la isla de Unguja, la más importante de  Zanzíbar, nacía Farrokh Bulsara. En aquel momento Zanzibar era un protectorado británico y un territorio con una enorme diversidad étnica. La familia de Farrokh era parsi y habían emigrado desde la India a Zanzíbar debido al trabajo del padre, que formaba parte de la Secretaría de Estado para las colonias.

Los parsis son descendientes de los persas que llegaron a la India huyendo de la invasión musulmana en el siglo VII. Esta comunidad, que se sitúa sobre todo en el oeste de la India y es muy abundante en Bombay, se caracteriza por practicar la religion zoroástrica, cuyo profeta es Zarathustra.

A la edad de 7 años, los padres de Farrokh decidieron mandarle a estudiar con su abuela y sus tíos a la India para que recibiera una buena educación. Ingreso en la St. Peter’ School donde estudió hasta los 16 años. St Peter’ School era un internado británico en el que Farrokh empezó a ser llamado Freddie y aprendió música.

Farrokh Bulsaras

Acabados los estudios Freddie volvió a Zanzíbar en 1962. Dos años más tarde se inicia la revolución de Zanzíbar que termina con su anexión a Tanganika dando lugar a la creación de Tanzania. La tensión fue grande puesto que la revolución fue violenta y la familia de Freddie decide huir al Reino Unido.

Así es como Freddie llega a Londres a la edad de 18 años. Allí lleva lleva a cabo sus estudios de arte, sigue con la música, hace diseño gráfico, monta una marca de moda, monta varios grupos y acaba siendo el líder de una de las formaciones de rock más importantes de la historia, Queen. El grupo debe su nombre, su logo y su estilo a Freddie.

Freddie tuvo la suerte de nacer en el momento adecuado para moverse. Si hubiera nacido hace 16 años su historia no habría podido tener lugar. En un mundo actual de fronteras que se cierran, de movimientos que se impiden la familia de Freddie se habría quedado bloqueada en mitad de la revolución, habrían acabado intentando huir de alguna manera poco segura. En caso de haber sobrevivido, habrían acabado en algún campo de refugiados de Tanzania.

Freddie Mercury

En Tanzania, que mantiene parte de las leyes que dejaron los colonos antes de irse, "la homosexualidad es un delito". Freddie posiblemente habría pasado gran parte de su vida en la cárcel, cumpliendo una pena mínima de 30 años por tener relaciones con otro hombre.

En definitiva, Freddie nunca habría llegado a Londres y su enorme bagaje cultural fruto de toda su diversidad le habría costado la muerte y Queen no habría existido. Abordando el personaje de Mercury desde esta visión de su historia de orígenes, movimientos e intercambios se entiende la importancia que tienen las migraciones en el enriquecimiento y la evolución positiva de nuestra humanidad.

Resulta triste pensar que estamos construyendo un futuro en el que personajes como Freddie Mercury no podrán sobrevivir y regalos espirituales como Queen no podrán tener lugar.

 Queen

FUENTE: blogs.publico.es
Con m de...
Lucila Rodríguez-Alarcón
05/09/2019 




Ciertamente, no habríamos dejado medrar a un genio indiscutible como él. La intransigencia y la xenofobia no lo habrían permitido.