21/1/18

INVOCACIÓN


¡Azrael! Ángel Oscuro, acude a mí.

Con tu afilada guadaña corta en dos
Mi corazón humano, y regresemos.

(He abierto el sobre en que guardaba,
recortadas en cartulina negra,
todas las letras del alfabeto hebreo)

álef-bet​ (אָלֶף-בֵּית)

Miguel Ángel G. Yanes
 

20/1/18

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO (VÍDEO)



Reitero nuevamente este magnífico tema, correspondiente al poema homónimo compuesto por Gabriel Celaya e incluido en su poemario "Poesía urgente".

Gabriel Celaya
(1911-1991)

Miguel Ángel G. Yanes

18/1/18

EL BAÑO DE LA ZANAHORIA


No sé dónde prepararán este curioso plato, pero más allá de que sea un montaje artificial o una de esas extrañas hortalizas que, de vez en cuando, suele crear la naturaleza (como si de una conciencia vegetal dispusiera) la composición es de una tremenda originalidad.

¡Bravo por el artista y su sentido del humor, de la gastronomía y de la estética! 

Miguel Ángel G. Yanes

17/1/18

LOU REED - WALK ON THE WILD SIDE

REBUMBIO

 
 Comarca de Acentejo (Tenerife)

Una de esas muchas palabras que los canarios hemos ido perdiendo por el camino es rebumbio (barullo, ruido de muchas personas que hablan o se mueven en desorden) palabra esta que, a no ser en algunos pueblos del interior de las islas, ya casi nadie utiliza. Pues bien, días atrás, en un conocido restaurante del norte de Tenerife, por ahí por los pagos de Acentejo, cerquita de unos garrafones de vino de la tierra, se hallaba una numerosa familia degustando dominical almuerzo en medio de la tremenda algarabía propia de un local a rebosar de gente; cuando de pronto y sin venir a cuento, en mitad de aquel rebumbio de todos los demonios, se alzó un potente grito de "¡Viva España!", repetido en diversas ocasiones por la misma voz; y la abuela Maruca, que está sorda como una caja pero todavía tiene vista de lince, cazó al gritón y, señalándolo, le dijo al camarero:

- ¡Por favor! Póngale la caña a ese hombre a ver si se calla de una vez.


Miguel Ángel G. Yanes
 

16/1/18

EL AGUACATE PREVIENE EL CÁNCER



El ácido fólico no es el único ácido que contiene el aguacate, teniendo gran cantidad de ácidos grasos variados, como el ácido oleico presente en el aceite de oliva, los cuales son los encargados de aportar una protección extra para nuestro corazón

A nivel alimenticio, se trata de un alimento natural y muy beneficioso para nuestro organismo. A continuación, todo lo que puede aportarnos para mejorar nuestra salud. La creciente tendencia a cuidarse a nivel alimenticio existente en nuestro país te habrá dado ya a buen seguro algunas pistas sobre los beneficios de comer aguacate o palta, ya que los consejos, tips y dietas alimenticias están a la orden del día. Sin embargo, probablemente tan solo hayas escuchado esto de oídas, y no hayas analizado en profundidad todo lo que el aguacate puede aportarte a nivel saludable.


Pasamos a mostrar propiedades muy positivas y que seguramente desconocías, ya que en efecto, comer palta es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud.

Beneficios de incluir el aguacate en tu dieta habitual

Beneficios nutricionales


La alta cantidad de vitaminas y minerales que contiene, así como la variedad de ambas sustancias (al menos 20 tipos distintos) lo hace ser una de las frutas más nutritivas e indispensables a nivel saludable. Estos son los valores nutricionales orientativos de 150 gramos de aguacate.
  • Alto porcentaje en vitamina B5 y B6 (un 21% y 19%respectivamente del consumo diario que necesitamos de ambas).
  • Gran cantidad de ácido fólico.
  • Una enorme suma de vitamina K, siendo esta la que más predomina en su composición (y con diferencia).
  • El aguacate contiene además gran cantidad de minerales como el hierro, el zinc, cobre, magnesio…
3

Destacamos sobre todo la alta cantidad de potasio que contiene, superando inclusive a otras frutas como el plátano o la banana, famosas por tener una alta cantidad de este mineral. En concreto, con los 150 gramos de palta que estábamos barajando a la hora de calcular los nutrientes anteriores, podemos encontrarnos con que obtenemos un 21% de lo que nuestro organismo necesita al día.

El aguacate previene el cáncer


Son muchos los estudios que determinan que el aguacate es uno de los alimentos que más ayudan a luchar contra el cáncer, previniendo el avance del mismo. También se ha podido comprobar que es positivo para un proceso ligado a dicha enfermedad como es la quimioterapia. A través de una actuación positiva en los linfocitos humanos, se minimiza el riesgo de efectos secundarios nocivos típicos de este tratamiento. Se trata sin duda alguna de uno de los beneficios saludables del aguacate más importantes.

El aguacate ayuda a tu corazón


El ácido fólico no es el único ácido que contiene el aguacate, teniendo gran cantidad de ácidos grasos variados, como el ácido oleico presente en el aceite de oliva, los cuales son los encargados de aportar una protección extra para nuestro corazón, beneficiando a su mejor funcionamiento.

Alto contenido en fibra


Combatir el estreñimiento, promover la depuración del cuerpo a través de las deposiciones y combatir así la retención de líquidos ayudará a prevenir el estreñimiento, el dolor abdominal y la inflamación, pero sobre todo a adelgazar. Y es que en el proceso también conseguirás eliminar todo tipo de sustancias como los azúcares. Además, se trata de un alimento muy bajo en calorías, y que aumenta la sensación de plenitud al comerlo, por lo que te sentirás saciado mucho antes y comerás menos, siendo por tanto el aguacate perfecto para adelgazar.

Gran cantidad de antioxidantes


Gracias a su alto componente en zeaxantina o luteína, ayuda a prevenir todo tipo de enfermedades degenerativas y retrasa el envejecimiento celular, lo que evidentemente se traduce en una característica muy positiva para nuestra salud.

Y, por supuesto, no debemos olvidarnos de su extraordinario sabor, siendo esto una característica que ayuda, y mucho a incluir el aguacate (o palta) en nuestra alimentación habitual de distintas formas. Ya sea como acompañante de todo tipo de platos, así como el elemento principal, en una receta o inclusive como componente a la hora de crear salsas muy sabrosas con él. Obteniendo así todos los beneficios que aporta también.


FUENTE: nuevatribuna.es | Come con Salud

 
Por lo que yo sé, el récord en cuanto a tamaño de aguacate lo posee el  venezolano Gabriel Ramírez, con un fruto cuyo peso alcanzó las cinco libras y siete onzas. A la saga le sigue el de la fotografía adjunta con cinco libras y tres onzas de peso, cultivado por Raudel Nápoles Jiménez en la provincia cubana de Camagüey.


Raudel Nápoles Jiménez

TIRRIA


Tirria es una de esas palabras casi en desuso ya en nuestras islas. Antiguamente era bastante común en nuestro vocabulario coloquial, pero ha ido cayendo en el olvido, de ahí que cuando ayer, en un programa televisivo de investigación, uno de los entrevistados dijo: "es que todos me tienen tirria", me apresuré a anotarla para incluirla aquí, en este blog en el qué, desde hace años, voy acumulando, entre otras cosas (pensamientos, poemas, aforismos...) palabras y palabras con la urgencia de un tiempo que se agota inexorablemente.

Mirando mal a alguien

Es, tirria, una palabra con una increible cantidad de sinónimos: 
 

No estaba bien tenerle tirria a nadie; era una cosa fea. Y es qué, según nuestras madres, generar un sentimiento de odio, antipatía u ojeriza hacia alguien, ya fuera de manera justificada o irracional, empañaba el alma de los niños y no la dejaba brillar con su luz propia, lo que a la larga generaría una oscuridad que nos impediría seguir el camino correcto por la vida.


Cosas de madres, madres pobres, con poca cultura pero mucha sabiduría. Benditas sean donde quiera que estén.

Miguel Ángel G. Yanes

14/1/18

ATAHUALPA YUPANQUI - DUERME NEGRITO (VÍDEO)

FLOJUCHOS

 - ¡Papá! He encontrado unos jóvenes dispuestos a trabajar en la platanera, pero los veo algo flojuchos.

Finca platanera

- ¿Flojuchos? Como los zapatos que ahora me compra tu madre.

- ¡Fluchos, papá, Fluchos!

Zapatos antiguos, modelo Oxford

- ¡Qué coño Fluchos!... ¡los que yo digo son flojuchos!... ¡que no me duran nada! Antiguamente un par de buenos zapatos eran recios, resistentes y te podían durar media vida, pero los de ahora son pura filfa: ligeros, flexibles, anatómicos. Cómodos sí, pero flojuchos.

Miguel Ángel G. Yanes

13/1/18

POESÍA VS FRANQUISMO

Las voces que lucharon contra Franco  

Varios de los cantautores que combatieron el régimen rememoran el inicio de las reivindicaciones sociales y políticas en una época en la que cantar adquirió un inesperado poder

Francisco Franco Bahamonde (1892 - 1975)

Dar un concierto durante el franquismo era algo similar a desembarcar en Normandía con una pistola y tres balas. No debía ser fácil abordar un recital cuando un administrativo del Gobierno ponía el sello de 'censurado' en casi todas las canciones que iba a tocar un músico. 

Eso le ocurrió a Marina Rossell a mediados de los setenta, teloneando a Ovidi Montllor en Tortosa. 'A Ovidi le dejaron tres canciones y a mí, cuatro. Lo que hicimos fue llenar todo el concierto con ellas, repitiéndolas. Era como un loop gigante. La gente alucinaba', recuerda la cantante, una de las participantes en el simposio sobre la canción de autor de los sesenta y setenta que la Fundación Joaquín Díaz organizó en Tiedra (Valladolid) durante la semana pasada.

Marina Rosell

No deja de ser curiosa la tarea que tenía la Policía en aquellos legendarios recitales: escuchar canciones. Se supone que al músico nunca se le ocurriría variar el orden del repertorio, a riesgo de ser encerrado. De improvisar con las letras ya ni hablamos.

'Lo que intentaba la dictadura era sembrar miedo', dice María del Mar Bonet

María del Mar Bonet

Porque las canciones, cuando el muro del franquismo comenzaba a agrietarse, adquirieron un inesperado poder, tanto que lograron incomodar a un totémico sistema dictatorial. Voz y música, dos elementos sonoros, físicamente inofensivos, produjeron alteraciones imprevistas en una sociedad que, sencillamente, perdió el miedo. Cuando ibas a una manifestación, estaba todo el pueblo, yo miedo no tenía.

Fue el principio de todas las reivindicaciones civiles, sociales y políticas, algo apasionante', explica Rossell. Eran jóvenes y hasta cierto punto inconscientes. 'Pero el miedo era un problema peor que la inconsciencia subraya María del Mar Bonet, precisamente eso era lo que intentaba la dictadura: sembrar el miedo. Muchas de las acciones en las que participamos te podían llevar a conflictos graves, pero no tenías miedo, porque tenías la sensación de hacer cosas importantes, algo urgente'.


Paco Ibáñez

Todos los que vivieron aquel momento hablan del lirismo crudo de Paco Ibáñez, que también se dejó ver en el simposio, del grito telúrico de Raimon, de la elegante dignidad de Serrat, de las canciones de trabajo de María del Mar Bonet, de la artesanía melódica de Chicho Sánchez Ferlosio... Los jóvenes, especialmente los universitarios, empezaban a escuchar lo que nadie les enseñó en la escuela: se exponían a un mundo cultural desconocido, poético, libre, esperanzador y combativo, con el aura de indestructibilidad que genera el saberse en posesión de la verdad. María del Mar Bonet no cree que 'la sociedad estuviera dormida, la sociedad estaba sometida por un régimen que no le gustaba a nadie y contra el que la universidad, el mundo obrero y el intelectual intentaban luchar. Había un fuerte deseo de acabar con el bagaje de opresión del franquismo'.

Según Amancio Prada, 'Ibáñez abrió las ventanas a una nueva canción'

Amancio Prada

Lo que les definió a todos, además de la necesidad de cambiar el curso de las cosas, fue el uso de la poesía. Más que una cuestión de derribar un sistema a pedradas, la estrategia era la de imaginar otro y cantarlo, hasta que su verdad se impusiera como un hecho consumado. Así se expulsaba el miedo y se despertaban las conciencias. 

'Yo nací en un pequeño pueblo catalán y este movimiento de cantautores me ayudó a explicarme a mí misma lo que yo vivía, me descubrieron un mundo nuevo, me llevaron a hacerme preguntas que de otra forma hubiera sido imposible quesurgieran', cuenta Marina Rosell.


Federico García Lorca
(1898 - 1936) 

Si había que luchar contra Franco con poesía, lo primero era rescatar del olvido forzado a los primeros que lo habían hecho: los poetas republicanos. Paco Ibáñez lo entendió con rapidez y revistió sus canciones con los versos de Lorca, Celaya, Machado, Hernández. 'Decían con palabras hermosas y directas todo lo que tú sentías y lo que querías aprender', responde Martirio, integrante de grupo Jarcha a principios de los setenta.

Marina Rossell: 'Esos cantautores me descubrieron un mundo nuevo'
 

Las armas ya estaban cargadas, solo había que desenfundarlas. 'Paco Ibáñez abrió las ventanas a una nueva canción. Tenía esa dimensión política tan importante, aunque luego si analizas las canciones no son tan descaradamente políticas. Era más bien la actitud, el símbolo y el ser síntoma de una inquietud, de una contestación', resalta Amancio Prada, que en los primeros setenta daba sus pasos iniciales en el mundo de la canción en París.

Asistir a un recital en aquellos años se convirtió en una declaración política. Conciertos como combates: el cantautorapoya el pie en una silla, empuña su guitarra y comienza a ametrallar fantasmas con versos, en medio de un escenario lleno de sombras. 'En aquel momento teníamos una plataforma, podíamos expresar el sentimiento de una sociedad que luchaba. Realmente, éramos la voz de mucha gente. Lo que pasa es que luchábamos con toda una serie de problemas graves, entre ellos la censura. Te podían coger a ti mismo. Muchos cantautores se tuvieron que exiliar', explica Bonet.

Joan Manuel Serrat

En 1971, el régimen franquista le prohibió a Paco Ibáñez actuar en territorio español. Tres años antes, los discos de Serrat eran retirados e incluso, ya en 1975, el cantautor catalán se vio obligado a exiliarse en México durante un año por una orden de busca y captura. Se repetía la historia de la Guerra Civil: los grandes nombres de la cultura no tenían sitio en España. Todavía en 1974, Amancio Prada tenía que eliminar una canción de su primer álbum, la titulada Monorrimo, con letra del poeta leonés Luis López Álvarez.

María del Mar Bonet fue detenida en 1971 por cantar en la universidad de Zaragoza 

 Universidad de Zaragoza
Los problemas en los conciertos no eran menores. La policía vigilaba todas las actuaciones y no dudaba en actuar si lo creía necesario. A María del Mar Bonet, por ejemplo, la detuvieron después de un concierto en la universidad de Zaragoza. 'Sería a finales de 1971 y yo era muy joven, tenía 19 años. Me hicieron un interrogatorio horroroso. Me acusaban de lo que había cantado y yo no hacía más que poner excusas. Mi grupo y yo estuvimos encerrados una noche. Menos suerte tuvieron los universitarios que organizaron el acto. A ellos los detuvieron unos cuantos días más...', recuerda Bonet.

Los cantautores recuperaron a la Generación del 27 y se dejaron empapar por las principales corrientes artísticas y fenómenos culturales del momento: Dylan, la chanson francesa (Brel, Brassens, Moustaki), la canción latinoamericana(los ecos de Violeta Parra y Atahualpa Yupanqui, el compromiso político de Silvio Rodríguez), Mayo del 68, el pop de los Beatles.

Atahualpa Yupanqui
(1908 - 1992)

De fondo, se mantenía el espíritu comprometido que enlazaba con la canción protesta estadounidense de principios de los sesenta. 'Yo creo que la música siempre es comprometida', añade Martirio, 'incluso el poema de amor más lírico puede conectar con los sentimientos de forma que te haga reivindicar cosas muy políticas. Al remover los sentimientos, se mueve no sólo lo lírico, sino también lo social y lo político'.

Martirio: 'Los cantautores decían con palabras hermosas lo que tú sentías'

María Isabel Quiñones Gutiérrez "Martirio"

Con el final de la dictadura, la música (y el arte en general) vivió una explosión sin precedentes. Según Marina Rossell, 'en la Transición se hicieron mejores canciones, menos metafóricas, más directas y mejores producciones. Fue una fiesta. Lo viví como algo apasionante. Como demostración de la apertura aparecieron las Galeuscas, que eran conciertos de músicos de las distintas autonomías'.

Desde entonces, la música en España no ha vuelto a tener ese peso político. Acudió al servicio de la gente cuando se la necesitó, pero su carga ideológica decreció con la llegada de la democracia. 'Importancia social sí tiene, tal vez mayor que entonces, pero política no. La música en este país se ha enriquecido mucho, pero a los cantores ahora nos cuesta más. Yo echo en falta una canción comprometida. Ahora es cuando hay que hacerla, o no menos que antes', sostiene Amancio Prada.


La sociedad sigue necesitando a la música como instrumento para iluminar la realidad. Quizás ahora es más difícil porque no hay un enemigo bien definido, como lo fue Franco.'Habrá que empezar por la corrupción', concluye Marina Rossell. El futuro está asegurado, entonces.

Como suele ocurrir en casi todas las dictaduras que emplean la censura para controlar a sus ciudadanos más díscolos, durante el franquismo se vivieron momentos delirantes motivados por el celo de los funcionarios del Gobierno.Generalmente, se censuraban las canciones por motivos políticos, aunque en el caso del franquismo se hizo especial énfasis en cuestiones sexuales.


FUENTE: publico.es
Jesús Miguel Marcos

JUSTIFICACIÓN


Miguel Ángel G. Yanes

12/1/18

INVISIBLES INSECTOS

A mis oídos llegan, como invisibles insectos, los diálogos ajenos: pueden ser moscas, mariposas, cigarras... que se posan de pronto en mis orejas porque no llevo móvil (celular) y siempre estoy atento a lo que sucede a mi alrededor; vicio este que observo ha perdido la inmensa mayoría de los ciudadanos que, absortos en sus "cacharros", no se enteran de lo que está ocurriendo en torno suyo. Parece que la vida transcurriera allí adentro y que lo de afuera no tuviera demasiada importancia.

Éramos varias las personas que esperábamos el cambio de semáforo para cruzar la calle. De repente, una de ellas, una señora de mediana edad, aparta la vista de su "pantallita" y se fija en otra mujer que se halla a su lado, inmersa también en lo que le muestra su artilugio.


- ¡Lola!... Cuanto tiempo sin verte. ¿Cómo estás?

- ¡Bien!, dice la otra un pelín molesta porque le ha cortado el rollo. ¿Y tú?

- Pues no me quejo, aunque ahora mismo tengo consulta con mi doctora en el ambulatorio.

En ese instante, la casi eterna luz roja del semáforo de peatones cambia a verde y cruzamos.
 

- ¿Y las navidades qué tal? 

- Como siempre, en casa. Pero tuvimos un disgusto del carajo: mi hija María "estalló" el coche en la autopista. Lo dejó hecho una...

No pude seguir escuchando el diálogo porque tomamos diferente camino, pero me quedé rumiando aquella frase: ¿El disgusto fue qué la hija estallara el coche? ¿Y ella, la conductora? ¿No tendría más lógica haber comenzado diciendo que su hija tuvo un accidente y explicarle que tal se encontraba, y que le dieran por saco al puto coche? ¿O es que el melón se me está agrietando más de la cuenta?


Creo que este tipo de diálogo lo voy a encuadrar en el grupo de los avispones.

Miguel Ángel G. Yanes

11/1/18

HALLADOS LOS RESTOS DEL PERIODISMO


Tras horas de interrogatorio, los investigadores consiguieron averiguar el lugar en el que se encontraba el periodismo. No era sitio de fácil acceso, razón que explica que la búsqueda de tantos meses resultase infructuosa.

Los restos del oficio más hermoso del mundo yacían, junto al cuerpo de la chica asesinada, en el interior de un pozo situado en una nave industrial abandonada a las afueras de una pequeña localidad.


La reconstrucción de los hechos es brutal, como brutales son los autores del terrible suceso. El oficio que hicieron hermoso García Márquez, Oriana Fallaci, Enrique Meneses o Ryszard Kapuscinski, deambulaba solo por unas calles siempre en presunta fiesta y siempre sombrías, cuando un grupo de individuos comenzaron a increpar, cosa habitual.

El oficio aceleró la respiración y el paso pero, cuando quiso darse cuenta, ya tenía las manos de aquella manada de “compañeros” agarrándole el cuello.


Volvemos del enésimo suceso de niña asesinada, entendido como deporte nacional más rentable que el fútbol, y lo hacemos escépticos e indignados. Con la sensación de haberlo visto todo ya, pero sabiendo que el chicle de la falta de escrúpulos de los traficantes de audiencias aún puede seguir estirándose. 

Acercándonos al 2019 de Blade Runner hemos visto ya de todo. Hemos visto programas mañaneros ardiendo desprecio hacia la propia víctima más allá de Orión.


Hemos visto a reporteros, no sabemos si humanos o replicantes, criticando, en directo y ante la puerta de su casa, a la mismísima madre que buscaba a su hija. Hemos visto salir, de quienes se espera vocación de servicio público, vocación de intoxicación a cambio de la audiencia más grande posible, una audiencia tan contaminada como sus programas favoritos. Hemos visto a chupasangres de sueldos millonarios hacer derroche de imaginación y machismo enmascarado, señalando a madre, hija y espíritu santa, dejando pasar por alto la que era la tesis más probable pero la menos comercial: la costumbre española de morir por el hecho de ser mujer.

Da igual si rica, pobre, gallega, madrileña, centradísima en los estudios o en la edad del pavo.


Quienes, durante meses, exprimieron la desaparición de una joven, quienes asesinan un oficio fundamental para la salud de todos, vuelven de vacaciones y no pedirán perdón ante la cámara, ni se les caerá la cara de vergüenza por lo que han hecho. Es más, seguirán haciendo lo mismo.

Veremos, a quienes asfixiaron el oficio hasta matarlo, volver a hacer lo que mejor saben en esta segunda entrega de la macabra historia, la que comienza con la detención del sospechoso. Lo harán sembrando odio donde antes sembraban amarillismo.


Los veremos –ya está pasando– pedir que el detenido “se pudra sufriendo entre rejas” o que “le apliquen los demás presos la ley de la cárcel”. Los veremos, como siempre, sembrar un mundo peor, más irresponsable. Y lo más preocupante, los veremos volver a actuar.

La manada de depredadores saldrá indemne de todo esto, como siempre pasa. Volverán a esperar, agazapados en sus iluminados pero oscurísimos platós de televisión o columnas de opinión, a que otra niña desaparezca para volver a matar al oficio del periodismo y lanzarlo, una vez más, a un pozo sucio.


FUENTE: ctxt.es
Eduardo Tecé
01/01/2018


Nunca he podido comprender cómo hay tanta gente en este "pís", escuchando mañana, tarde y noche, todo lo que largan unas chismosas y chismosos de mierda.

PERRO CUIDANDO A UN NIÑO (VÍDEO)

9/1/18

EL NÚMERO 53


Hay un número que me ronda desde hace tiempo, el 53. Aparece a menudo en mi diario devenir, a veces en los sitios más inesperados: me toca en la cola del supermercado, en la del ambulatorio, como importe de facturas, en la plaza de aparcamiento de los centros comerciales, hasta el punto que decidí jugarlo fijo en la Lotería Nacional y en el sorteo de la ONCE, pero "nasti de plasti".


En esos casos de insistente repetición, siempre tendemos a relacionar número con suerte, pero quizá no siempre sea así. Convencido estoy de que el universo físico en el que nos movemos es matemático; está basado por tanto en los números, y éstos encierran una simbología y unas claves de las que los ciudadanos de a pie sabemos bien poco. Pero lo que ya terminó de amoscarme fue verlo representado en diversas prendas de vestir: camisetas, gorras, anoraks. Debía tener alguna particularidad.


Así que, desconociendo qué quería ese número de mí, acudí a la Wikipedia para ver si encontraba alguna pista interesante, y descubrí que no es un número cualquiera. Es bastante especial, ya que, está formado por cinco números primos consecutivos:  

53 = 5 + 7 + 11 +13 + 17

Y entonces entendí su mensaje oculto.


- ¡Ya lo sé! grité en voz alta cual si fuera un Arquímedes venido a menos.

- Quiere decir que soy muy primo.
 
Herbie
Volkswagen Escarabajo con ciertas características humanas, 
utilizado en varias películas de Disney a partir de 1968

Miguel Ángel G. Yanes