15/1/17

LITA CABELLUT

De vivir en la calle pidiendo limosna a ser la pintora española más cotizada del mundo
 
La pintora Lita Cabellut

Muy pocos conocen a la pintora Lita Cabellut (Barcelona, 1961), que nació en uno de los barrios marginales de Barcelona. Esta artista, que se ha convertido en la pintora española más cotizada del mundo, pasó su infancia pidiendo limosna entre la Boquería y el Port Vell.


Abandonada por su madre, vivió ocho años en las calles y sobrevivía a base de pedir limosna. Lita Cabellut es la única española en la lista de los artistas más cotizados del mundo y sin embargo, en nuestro país nadie la conoce. Pero solo hay dos españoles que vendan más que Lita Cabellut en subastas de todo el mundo: Juan Muñoz y Miquel Barceló, según publica el portal culturainquieta.com.


Después está ella, en el puesto 333, como la única mujer de nuestro país en ese ‘top 500’ de los artistas contemporáneos más cotizados del planeta. Los famosos Antonio López o Jaume Plensa ni siquiera aparecen en la lista que publica cada año Artprice, referencia en el mercado de subastas.


Lita Cabellut fue abandonada por su madre soltera a los tres meses de su nacimiento. La familia a la que la niña fue dada en adopción la llevó de viaje a Madrid, y “en el Museo del Prado Lita tuvo una de esas epifanías vocacionales tan frecuentes en temperamentos artísticos como el suyo. La pintora no ha parado de pintar desde entonces a los desarrapados de la sociedad hasta convertir sus obras en alegatos de humanidad, retratos de una fuerza desgarradora que dejan de una pieza. Gracias a sus padres adoptivos Lita pudo estudiar en la prestigiosa Rietveld Academy de Amsterdam”, publica el portal culturainquieta.com.


Cabellut reivindica la universalidad del arte, a través del cual describe la realidad de la condición humana. Visiblemente influida por artistas como Francisco de Goya o Francis Bacon (pintor), su universo creativo se aferra al compromiso y la preocupación por el ser humano, al que toma como objeto e introduce en la obra mediante una técnica en la que la importancia recae en captar la vivacidad de la piel, el órgano más externo que revela el paso del tiempo y las experiencias, aquel que desnuda la crudeza, la fuerza, el carácter y la angustia de los instantes más emotivos de su existencia”, escribe María Hidalgo en culturainquieta.com.


FUENTE: www.lacronicadelpajarito.es

13/1/17

EL "TEOREMA" DE SALVADOR PÁNIKER

Salvador Pániker

El filósofo Salvador Pániker acuñó una frase lapidaria con respecto a quién mandaba en una entrevista, si el entrevistador o el entrevistado. Según ella...

"Todo entrevistado acaba reducido a los límites mentales del entrevistador".

Una máxima que deja claro que, la entrevista, depende de la calidad intelectual del que la dirige.

Miguel Ángel G. Yanes

9/1/17

¿SOBRAN POETAS?

El malagueño café Carpe Diem acoge sesiones de micrófono abierto para poetas.
Fotografía de ALBERTO ESCABIAS 
 
Según el reloj, son casi las nueve y media de la noche. Delante del sofá del Aleatorio! Bar, en el número 7 de la calle de Ruiz, en Madrid, recitan los abonados a las jams que allí se convocan los miércoles. La media de edad en el Aleatorio roza los veintidós años, y allí se dejan ver barbas, pelos largos (sueltos o con moño), sombreros, gorros y estilos más o menos bohemios. Pero hay excepciones, como Valentín Nueda, cantante de ópera jubilado, o Claudio David Lier, poeta argentino que ofrece su libreta a quien se cruza en su camino para que escriba en ella lo que le venga en gana. Sergio Puerta, un joven poeta, recita en público por primera vez: “Son estas hojas en blanco el muro de las lamentaciones”. Aunque la poesía factura hoy menos que hace dos años, según el Gremio de Editores, la publicación de volúmenes crece: 921 títulos nuevos, en España, el año pasado.


“No hay burbuja, porque la burbuja es algo que surge artificialmente, carente de fundamento, como la burbuja inmobiliaria. Y la mejor poesía que se está escribiendo hoy es en inglés, español y portugués. Estoy maravillado, con los poetas mayores y con jóvenes como Erika Martínez o Claudio Rodríguez. Si algo hay, es una crítica cobarde y acomodada: en unos valores consensuados y en la amabilidad con las grandes editoriales”, responde Manuel Borrás, editor de Pre-Textos, al teléfono. Han pasado solo dos días desde que el Ministerio de Cultura le premiara con la Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes.
Si algo hay, es una crítica cobarde y acomodada: en unos valores consensuados y en la amabilidad con las grandes editoriales

Poetas lejanos visitan Madrid para participar en varios recitales. Pablo Benavente nació en 1989 en La Línea de la Concepción, en Cádiz, pero fue en Granada donde quiso tener lo mismo que había visto en la capital. No fue tarea fácil. “Cuanto más visitaba Madrid, más me dejaba allí al volver”, reconoce. Al final, como el dinero escaseaba (y escasea), lo más viable era emular en Granada lo que había vivido fuera de ella. “Yo quería un sitio donde poder leer, entrenar la dicción, ver si lo nuevo que iba escribiendo gustaba”. Después, cuando vio la respuesta de la gente, surgió la intención opuesta: mover la poesía, que Granada recuperara su lugar, no sólo en el académico e histórico.


Y del sur, aunque de Málaga viene Kris León, firmante de Animal de deseo. “Cuando empecé a recitar, hará unos siete años, apenas se conocían las jams de poesía o micros abiertos. Es algo que paulatinamente se ha ido trasladando del plano musical al literario y, sin duda, ha ayudado a que muchas personas de todas las edades que no leían poesía se acercaran con naturalidad, e incluso se engancharan”, aclara la poeta. El músico y componente de Vetusta Morla, Guille Galván, también dedicado recientemente a la poesía, opina que “ojalá todas las burbujas sean poéticas” .Al fondo del Aleatorio, apoyado en una columna, un tipo aplaude irónico. Se huelen los egos y se reflejan en el techo espejado del bar. “Hay ataques de narcisismo por todo el mundo y en todas partes. Y en algo tan subjetivo, intuitivo, personal, entendible, popular y asimilable como la poesía, cada voz tiene un valor absoluto”, detalla Escandar en su conversación.

Todo empezó en la red


Internet ha querido juntarlos a todos. “Llevaba años publicando mis textos y poemas en un blog, después di el salto a las redes sociales y mis publicaciones comenzaron a ser muy compartidas y recomendadas”, recuerda Elvira Sastre, precursora de la denominada nueva poesía, esto es: nacida al calor de Internet y las redes sociales. Un día subió un vídeo a YouTube recitando en su habitación, sin música ni imágenes, y se volvió viral. “A los pocos días, la editorial contactó conmigo y me propuso publicar el que sería mi primer libro”, expresa Sastre, quien ahora lanza La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida (Visor, 2016) y reedita en edición especial su obra más conocida: Baluarte (Valparaíso, 2014).


Para Benavente, con un pie en las jam y en las redes sociales, sí “hay una clara y gran burbuja de poesía”. Óscar Sejas, poeta y firmante de Pasaporte, agrega: “Se escucha que la poesía está de moda y está claro que cuando algo se pone de moda es fácil que se apueste por ello”. La editorial con la que firmó, Argonautas, solo había publicado ocho títulos cuando dijo adiós este verano. Los responsables de la editorial colgaron una nota en la red explicando los motivos: “La crisis existía en este país desde antes de que los políticos le pusieran rostro, aunque cierto es que desde entonces no ha hecho más que crecer. La desprotección y marginación de la cultura, los impuestos abusivos que apuntan contra el que menos tiene, el dichoso IVA cultural y un largo etcétera. Esa es nuestra crisis”. Una crisis cultural y social a la que trataron de imponerse cuando, en 2015, decidieron apostar “única y exclusivamente” por autores noveles. Llegaron a un punto en el que no les era posible continuar acumulando pérdidas y deudas.

Partiendo de las cifras que dejaba 2013, los títulos de poesía y teatro habían facturado 8,07 millones de euros. Cifra minúscula si se compara con los 218,66 millones de euros que había facturado la novela contemporánea en ese mismo año. Dos años después, el verso y el drama facturaban aún menos: 6,65 millones de euros. A pesar del descenso, en 2013 se editaron 812 títulos de poesía, hasta los mencionados 921 volúmenes editados en 2015. Esto es: el camino inverso. Cada libro de poesía ronda los 12 euros.
Hay oportunismo. Nosotros publicamos a los autores noveles y, en cuanto venden, las grandes editoriales se los llevan

Elena Medel dirige la editorial La Bella Varsovia desde 2004. “Cuando publiqué mi primer libro —hace tres lustros— ya existían tanto premios abiertos a nuevos autores como editoriales interesadas en otras escrituras. Pocos años después, a mediados de la década, empezaron a surgir proyectos, con una clara vocación de difusión de autores que empezaban o que aún no habían destacado”, cuenta la también poeta. 


De hecho, ese mismo 2015, la editorial Espasa anunciaba la nueva colección de poesía (Espasa Es Poesía) con la siguiente premisa: Se viven tiempos adversos, pero no para versos. Loreto Sesma fue una de las aclamadas poetas que inauguró su colección. “Está en las listas de los más vendidos en un momento en el que las ventas de libros no son como antes, y sus obras tienen tiradas por encima de los 7.000 ejemplares, lo cual es mucho decir en poesía”, destacaba Belén Bermejo, editora de Espasa, en el Hay Festival de Segovia.


Borrás reconoce, en movimientos como ese, algo que le ha ocurrido varias veces a lo largo de sus cuatro décadas de carrera: “Más que burbuja, hay oportunismo. Nosotros publicamos a los autores noveles y, en cuanto venden, las grandes editoriales se los llevan. Está muy bien hacer una buena edición de Göethe, pero hay un editor, de una pequeña editorial, que le descubrió, y gracias al que estamos leyéndole hoy. Ese es un trabajo que hacemos nosotros, no las grandes firmas”. Los más de cien manuscritos que Pre-Textos recibe cada mes les persuaden de buscar a sus nuevos talentos, como ocurre en otros casos, a través de las redes sociales.


“Siempre ha sido el momento de publicar poesía. Las editoriales son negocios, así que mientras ellos se aseguren de que habrá compradores de ese libro, publicarán. Así de sencillo y triste”, agrega Sesma. Marcus Versus, editor de la firma Ya Lo Dijo Casimiro Parker, recoge el guante: “Si alguien quiere hacer negocio con la poesía tendrá que pensar en publicar libros ignorando la calidad poética”. Lo mejor no es lo que más vende.

FUENTE: ctxt.es
Cultura - Artes y Letras
Carlos H. Vázquez
28/12/2016

Nunca sobran poetas, ni filósofos, ni soñadores... si acaso, políticos, curas,  militares... y una larga lista en la que, curiosamente, no puedo incluir a terroristas o sicarios porque, aun siendo los primeros en sobrar, no están bajo el paraguas del Sistema (al menos oficialmente).

Los primeros enseñan a pensar, los segundos solo a obedecer, y los terceros, siguiéndole el juego al estado, a que vivamos en un ídem de acojonamiento total.

7/1/17

EN UN RINCÓN DE LA SELVA AMAZÓNICA (POEMA)


En el húmedo vértice
de la piedra lunar
resbalaron mis dedos
hacia tu soledad,
y un mensaje perdido
por los labios
de algún dios vegetal
cobró vida en mis sueños.

Sospeché que un secreto
ancestral se rompía
para colmar un ansia:
la de ser ese sesgo
de luz que atravesando
un mar frío y galáctico
cobra vida en tus ojos
con cada amanecer.

Miguel Ángel G. Yanes

3/1/17

ENTREVISTA A JAVIER CÁMARA

“Sorrentino está marcando nuestra época” 

Javier Cámara, protagonista de la nueva serie de Paolo Sorrentino
FOTO CEDIDA POR EL ARTISTA
 
A Javier Cámara (Albelda de Iregua, La Rioja, 1967) no hay director español que se le resista: Isabel Coixet, Pedro Almodóvar, José Luis Cuerda, Julio Medem, David Trueba, Cesc Gay o Joaquín Oristrell han contado con su talento a lo largo de las dos últimas décadas. Sus inicios interpretativos estuvieron marcados por la comedia, desde una de sus primeras apariciones en la serie de Andrés Pajares ¡Ay, Señor, Señor! hasta el papel que encumbró su vis cómica como hijo de Amparo Baró en 7 vidas. Su primera nominación vendría precisamente en los premios Goya de 1998, como mejor actor revelación por la irreverente Torrente, el brazo tonto de la ley. El actor  fue desarrollando su talento para combinar el tono dramático y la comedia, repitió nominación en los Goya en la categoría de mejor actor protagonista hasta en tres ocasiones: Hable con ella, Torremolinos 73 y Fuera de carta; y como actor de reparto por La vida secreta de las palabras de Isabel Coixet. El codiciado cabezón llegaría, por fin, en 2013, con su primera estatuilla por Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba, y de nuevo, dos años después, con Truman, de Cesc Gay.

Estos reconocimientos, quién sabe, quizá hayan provocado el salto de Javier Cámara a la ficción internacional este año, de la mano del director italiano Paolo Sorrentino, ganador de un Oscar por La gran belleza (2013). Como hiciera junto a Andrés Pajares, Cámara se enfunda la sotana, aunque desde lo opuesto a la comedia, en la serie recién estrenada de HBO The young pope. Un proyecto en el que han participado distintas productoras de Francia, Italia, Estados Unidos y España y que, entre sus méritos, cuenta con ser el estreno más visto de la historia del Sky Channel italiano. Es una serie que gira en torno a las dudas personales del ficticio papa Pío XIII, encarnado por Jude Law, y las luchas de poder dentro del Vaticano. Para 2017, cuenta por teléfono, Cámara también gozará de un papel en la tercera temporada de la serie Narcos.

Paolo Sorrentino, director y guionista de cine italiano

Ha dado el salto a la escena internacional. ¿Hasta qué punto cumple un sueño?

Esas cosas no se premeditan, te las ofrecen y dices que sí sin pensártelo dos veces. Uno no lo plantea, uno sueña que puedas estar rodando cosas fuera, viajar y estar en proyectos internacionales tan interesantes como Narcos o con gente del talento de Sorrentino, Jude Law o Diane Keaton. Está siendo un año muy bonito de trabajo y rodaje y estaré rodando Narcoshasta el mes de mayo.

¿Qué tiene la ficción extranjera, ahora que la conoce desde dentro? ¿Es muy diferente a la española?


“Se está perdiendo un momento crucial para la creación cultural en España”

No veo diferencias a la hora del talento. Evidentemente, Paolo Sorrentino es una persona que tiene un momento artístico increíble y es difícilmente comparable a nivel mundial, hay gente que marcó una época y yo creo que Sorrentino está marcando la nuestra. Aunque estén dando la espalda a la producción, a la gestión, a la capacidad de crear cultura y de que ésta salga adelante, yo veo muchísimo talento en España. No hay apoyo por parte de las instituciones y ves que se está perdiendo un momento crucial donde los grandes medios y plataformas americanas como HBO, Amazon y Netflix están desembarcando en España. 

¿En dónde se nota más la falta de apoyos?

Político español haciendo oídos sordos a la cultura

La pena es que las comparaciones sean odiosas. No hablo como un experto pero en Latinoamérica existen cuantiosas exenciones fiscales, leyes de mecenazgo y subvenciones varias y tienen un recorrido cinematográfico y cultural mucho más corto que el español. Ahí veo que hay mayor interés en otros países y que hay un negocio abierto increíble. No hay intención y las comparaciones son odiosas con países como Colombia con el 40% de  exenciones fiscales. Me duele que las autoridades de mi país no vean el momento tan extraordinario de creación cultural y de producciones internacionales que se está perdiendo y que estén castigando el cine de esta forma. Es la eterna queja tan dolorosa, porque si ahora dicen que van a bajar el IVA de todos los espectáculos en vivo estás volviendo a castigar al cine.

The young pope es una producción internacional entre cuatro países: Francia, Italia, España y Estados Unidos. ¿Es ese el futuro hacia el que camina la producción audiovisual?

Hay un gran respaldo internacional, sobre todo por Paolo y todo lo que rodea su figura. Es un artista único en Europa y diría que en el mundo, pero no es nada improbable que esta fórmula de coproducción se utilice en el futuro. Si observas los European Film Awards, la mayor parte de las películas están producidas por tres, cuatro y hasta cinco países. Aquí lo hemos visto menos porque teníamos una infraestructura de cine que se podía permitir financiarse sola, pero ahora es fundamental coproducir para poder sacar una película adelante. En Europa están acostumbrados desde hace mucho tiempo, The Young Pope es una producción carísima, cada capítulo cuesta 4 millones de euros y otro estreno de Netflix como The Crown goza de 13 millones por episodio. Son series muy ambiciosas que sería imposible realizar sin varias productoras detrás.

¿Qué es lo más reseñable de trabajar con Sorrentino?


¡Uf! Es algo que puedes soñar como muy lejano. Tuve que tener un período de adaptación para que no se me notara que estaba demasiado contento y poder centrarme en el personaje. Fue un año precioso, Sorrentino es un tipo al que admiraba desde hace mucho tiempo. La gran belleza, La juventud, Las consecuencias del amor forman parte de mis películas favoritas y trabajar con él ha sido un sueño. Lo que más me ha sorprendido es su increíble mundo interior, su punto de vista, cómo cada plano está lleno de belleza e intención. Tiene un gusto y un compromiso por la belleza exquisitos.

Al principio, su personaje ocupa un segundo plano. Pero eso cambia. 

En estas series no hay personajes secundarios. En el Vaticano hay un personaje principal que es el Papa y otro que no aparece en la serie que es Dios y después todos los demás somos satélites en torno a ellos (risas). Yo no consideraba que tenía un papel pequeño, las frases eran tan maravillosas y los diálogos tan icónicos que era un honor estar ahí haciendo cualquier papel.

¿Es el Vaticano algo similar a un juego de tronos, como deja entrever la serie?


"El mundo se está poniendo cada vez más oscuro"

El Vaticano inventó Juego de tronos mucho antes de que se hiciera la serie (risas). Estaría bien que dijeras que Juego de tronos se inspira en Shakespeare y en el Vaticano,  porque la serie bebe directamente de la tradición religiosa cultural y dramática de los últimos siglos. Y no conozco el Vaticano, pero me interesa mucho más el punto de vista de Sorrentino. Esa espiritualidad y mundanidad al mismo tiempo, que son dos extremos que sabe manejar tan bien Sorrentino, porque juega con el misterio y las dudas que tiene cada uno respecto a la fe. Quizá lo más interesante de la serie es la profundidad interior de cada personaje.

La serie no ha levantado la polvareda que cabía esperar en el Vaticano. ¿Está cambiando la mentalidad de la Iglesia?


No creo que a Sorrentino le interese mucho lo que puedan decir la Curia o el Vaticano, él ha hecho la serie que quería hacer y no se ha cortado un pelo. Es muy valiente porque habla de lo que él siente que es la Iglesia ahora mismo y las series ahora mismo son muchísimo más escandalosas que The Young Pope. Lo que intenta Sorrentino es emitir una serie llena de misterio y de dudas personales, que es la esencia de la serie.

El personaje de Lenny Belardo trata de acabar con el supuesto buenismo de la Iglesia, desde la llegada del papa Francisco.

Es un Papa que vuelve a las ideas del medievo y recupera muchas de las tradiciones antiguas. Sobre todo el misterio de Dios y de la Iglesia volviendo a un lugar muy oscuro en el que se siente mucho más cómodo. En ese sentido, se pueden encontrar todos los paralelismos que quieras, porque el mundo se está poniendo cada vez más oscuro.


¿Cómo ha visto desde la butaca este año de cine español?

Me siento orgullosísimo del cine que se hace aquí. Hay una hornada de directores jóvenes con un talento increíble, con una dificultad enorme para hacer películas si no tienes una televisión detrás para hacer una promoción fiable. Lo demuestra que Raúl Arévalo con Tarde para la ira sea el mejor estreno en nominaciones de un director novel en la historia de los Goya.

Ha contado con una breve aparición en La reina de España. ¿Cómo vivió que se juzgara la obra de Trueba, en relación con sus ideas políticas?

Fernando Trueba, director de cine español

"La política cultural de este país es un despropósito"

Como no apruebo ese tipo de polémicas lo llevo con bastante fastidio. Que alguien haya tratado de boicotear esa película por todos los medios para que la gente no vaya al cine es tristísimo. Para mi las opiniones personales de cada uno no tienen nada que ver con que me guste una película, y menos para tratar de destruir a ese artista. Como adoro a Fernando Trueba, es un amigo y le quiero muchísimo, me duele en el alma que alguien trate de destruirle.

Después de una legislatura esperando una bajada del IVA cultural, ¿cómo ve los ánimos en el mundo de la cultura? ¿Esperan algo diferente para esta legislatura?


No espero nada, me parece cómico que digan que van a bajar el IVA pero solo para espectáculos en vivo, la política cultural de este país es un despropósito. O nuestros políticos no quieren o no saben hacerlo y sería muy fácil porque en otros países se está haciendo a una velocidad de infarto y nosotros nos estamos quedando atrás. Pero mientras el talento siga surgiendo, se van a seguir haciendo películas maravillosas.

FUENTE: ctxt.es
Culturas - Artes y Letras
Nacho Valverde
01/01/2017

30/12/16

EL 31

24/12/16

COMBATIENDO VIOLENCIA E IGNORANCIA


Oficiante:

"Es palabra de Quino"

Pueblo:

"Alabamos tu sabiduría"


A pesar de que la frase "La educación es la vacuna contra la violencia", no es suya (en realidad corresponde a Edward James Olmos) y la que apostilla "y la ignorancia", a saber quién la habrá podido añadir, ambas están en la línea vital de Joaquín Salvador Lavado Tejón "Quino". Es por ello que, aprovechando la imagen de Mafalda pluma en mano, me he permitido esta licencia.

Miguel Ángel G. Yanes

21/12/16

UN VERDADERO DESPROPÓSITO


Sólo hay que seguir la secuencia: LODE (1985), LOGSE (1990), LOCE (2002), LOE (2006) y  LOMCE (2013) para entender que la Educación en España es un verdadero despropósito. Un popurrí de acrónimos que hacen perder la esperanza al más pintado, y no digamos ya la ilusión. Y es que la historia de la Educación en este país de "conejos y ardillas", corre, salta, brinca, huye, escapa, zigzaguea... dependiendo del gobierno de turno, y no hay quien detenga este desbarajuste de normativas y contranormativas que devienen, cómo no, en la absoluta desmotivación de alumnos y docentes.

Miguel Ángel G. Yanes

17/12/16

SIN POESÍA, NO HAY FUTURO

El poemario supersónico de Raúl Herrero


En este poemario, Sombra salamandra (poesía supersónica) (Libros del Innombrable), de Raúl Herrero (Zaragoza, 1973), hay plurales ecos por las esquinas del verso, desde ecos de religiones y mitos, aventuras y hazañas, hasta de logros y tragedias, tal como sucede en nuestro acontecer diario: o sea, ni más ni menos, que desde el mismo Drácula al arcángel Gabriel, pasando por los pitufos, Abraham, Leviatán, el hombre menguante, Dios, los humoristas Tip y Coll, los Frankenstein y su monstruo, Pan, el hombre lobo, don Quijote, el zar, el Misisipi, Júpiter, el Cristo de la Luz, el Verbo, Ariadna, Terpsícore, Chaplin, los hermanos Marx, Luis Aguilé, los Beatles, entre otros muchos, sin señalar las citas de otros tantos poetas: desde Cirlot a Arrabal, pasando por Góngora, Chicharro, De Cuenca o Fernández Molina...

Pero llama la atención que las evocaciones que pergeña y que le llevan a construir sus poemas nos dan cuenta de hasta qué punto el poeta se convierte él mismo y no otro, ese su yo poético, en creador de mitología humana. Creo que Herrero tiene claro que a la poesía nada de lo humano o lo divino le es ajeno: “el Verbo hecho carne y centeno”.

Raúl Herrero - Fotografía de Vera Benavente

El poeta Raúl Herrero nos demuestra cómo él percibe su universo y cómo se ve él en ese universo desde su asombrosa capacidad de reflexión y de recreación lírica: aderezada toda con grandes dosis de humanidad mostrando una poesía humanista. Desde las raíces culturales que le son propias hasta el monólogo dramático tenso, amplio, profundo con la filosofía, con la historia, con lo material y espiritual, la ascética y la mística; con la realidad externa a él mismo. Y logra lanzar el verso más allá de sus propios límites infinitos. Relee y reinterpreta nuestros propios fundamentos: nuestro origen, nuestro lugar en el mundo; también lo que nos une a los que celebramos y festejamos la belleza de la vida y del mundo desde hace algunos años y “Como el navío golpea el casco del iceberg”.

El poeta invoca a la sabiduría y a la poesía en cada uno de los textos y es en ellos donde se aprecian las invocaciones, que a su vez, originan la respuesta a través de la misma palabra poética: el poema 11 de La sombra de la salamandra, es el mejor ejemplo. Predomina en cada uno de los poemas ese aura de espiritualidad franciscana, que le tiene amarrado y que respira y trasmite en lo que hace. Es no cabe duda un paisaje al que el poeta sabe que pertenece en este su camino. Y es y será su paisaje de salvación lírica y vital.


Último libro hasta la fecha que es más un trayecto que un destino y en el que cuenta el devenir telúrico más que el llegar al destino: “(Los goznes del féretro apenas callan/ y la sangre sedienta sigue en los labios). Versos de su poema Drácula vuelve de la (su) tumba con los que el poeta abre su Sombra salamandra, plagada de mitos y seres. Este poema inicial plantea el contenido de su quehacer literario y también, repasa y da cuenta de la poesía y de los poetas, con fina burla: “He alimentado palabras prudentes/ y necedades selectas./ Mis laceradas manos/ han enguantado miles de páginas;/ he perpetrado poemas carentes/ y horrendos. (Bardos abismales/ se proclaman señores de la planicie)./ Me he sosegado en sillones,/ banquetas, reclinatorios y taburetes,/ también en el asfalto del aparcamiento.”

Tras los primeros poemas llegan los fragmentos líricos con detalle de sentencia breve al terminar cada uno de los 19 textos: desde “Algunas ausencias sanan siglos.” Hasta “… Mel-qui-se-dec la nada espumea y esplende”, pasando por “Ni siquiera en las letrinas se enfanga la luz.” O “Lo que nace en la unidad perece en la unidad.” Y, también “La belleza es artificio de la divinidad.”

Melquisedec de Jaume Hughet

El viaje vital del poeta continúa con el poema El Arcángel renacido y el genial poema La poesía prendida de mi chaqueta como una tortilla babosa. Después viene la parte central ya citada, La sombra de la salamandra, con 11 poemas numerados y siete poemas sueltos, uno de estos se lo dedica a su hijo, de corta edad, e ilustrador del poemario Hermes Antonio y es, no cabe ninguna duda, un alarde de poema ante la generosidad de las ilustraciones, que acaba así: “Lo que tú eres yo lo fui,/ pero hoy tú ya eres lo que yo me veré.” Que recuerda a ese verso de Quevedo en el soneto ¡Ah de la vida!: “soy un fue, y un será, y un es cansado.”

Y el siguiente poema dedicado a Esther Martín, que termina con el mejor deseo: “Ojalá el martirio/ te devuelva la vida.” ¡Cuánta belleza, cuánto amor y cuánta generosidad, también, encierra este poema!

Raúl Herrero, fotografía actual

Es pues este poemario, que merece un lugar entre los clásicos, quien revive en la poesía de Herrero como punto de partida y lugar de regreso de un nuevo ciclo vital profundamente lírico con vocación de alma familiar. No creo equivocarme al decir que este libro es un punto de anclaje vital de Raúl donde la poesía, su poesía, invoca la profundidad humana de su mirada interior volcada al exterior: todo espacio y tiempo o la gabrielización de la poesía, que dice el poeta en sus poemas finales, con sorpresa incluida: es que las trompetas y el jazz tienen estas cosas.

Creo que la escritura de Raúl Herrero es un bien necesario para que evolucione el resto. Pienso que sus técnicas llegarán a la poesía más básica. Y afirmo que sin poesía no hay futuro y el poeta lo sabe y por eso ha escrito Sombra salamandra (poesía supersónica), que supera sin esfuerzo la velocidad del sonido.

FUENTE: librujula.com
Enrique Villagrasa
13/12/2016

Quiero hacer una pequeña puntualización sobre la palabra salamandra: El autor la utiliza aquí refiriéndose a los espíritus elementales del fuego.

Según explica Paracelso*, lo invisible, contraparte espiritual de lo visible, está habitado por multitud de seres peculiares, que antaño recibían el nombre de elementales, y que, posteriormente, pasaron a designarse espíritus de la naturaleza. Él divide a estos elementales en: gnomosondinassílfides  y salamandras. Y nos enseña que estas entidades habitan en sus propios mundos, desconocidos para los humanos, ya que, nuestros sentidos, bastante limitados aún en su desarrollo, nos impiden captar esas dimensiones, aun cuando a través del sueño, de experiencias místicas o consumo de determinadas drogas, tengamos algún atisbo de las mismas.

Paracelso

Paracelso afirmaba que, mientras el ser humano está compuesto de varias naturalezas (espítitu, alma, mente y cuerpo) combinados en una sola unidad, el elemental tiene sólo una naturaleza, el éter del que se compone y en el que vive, y especifica que:

"Cada especie se mueve sólo en el elemento al que pertenece, y ninguno de ellos puede ir fuera de su elemento apropiado, que es para ellos como el aire es para nosotros, o el agua para los peces, y ninguno de ellos puede vivir en el elemento que pertenece a otra clase. El elemento en el cual vive el ser elemental es transparente, invisible y respirable, al igual que la atmósfera para nosotros mismos" (Philosophia Oculta , traducido por Franz Hartmann)

Al hombre le es imposible comunicarse con las salamandras, pues al ser éstas seres elementales del fuego, ante cualquier intento de contacto con ellas, todo se convierte en cenizas.

La salamandra alquímica

Para darles una imagen comprensibel en el mundo físico, los alquimistas medievales las asociaban con un lagarto de aproximadamente 30 cm. de longitud que podía moverse tranquilamente entre las llamas.

(*) Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim, tambien conocido como Paracelso, fue un alquimista, médico y astrólogo suizo que vivió entre los años 1493 y 1541.
Datos tomados de Wikipedia - La enciclopedia libre. 

14/12/16

PAN DE POYA

¿Sabían ustedes que existió un pan de poya?

Pues sí; se denominaba poya al tributo que se pagaba en el horno público como precio por la cocción del pan, habida cuenta de que, en la época medieval, la mayoría de las familias carecían en sus casas de horno para cocerlo. Por ello, el panadero recibía como recompensa por su trabajo una parte del producto, de modo que pudiera obtener una ganancia revendiéndolo.


Así que no sólo existió un pan de poya, sino también un horno de poya, y un verbo poyar (pagar la poya).

Qué cosas ¡eh!

Miguel Ángel G. Yanes

7/12/16

UN HILO DE TRISTEZA (POEMA)


Al amanecer,
cuando en la transparente
verticalidad del cristal
posan los lepidópteros
sus delicadas formas,
atraídos
por un mar de colores
que incesante rebulle
tras el escaparate,
un hilo de tristeza
enreda
la esperanza del sol.

Miguel Ángel G. Yanes
 

3/12/16

ENTREVISTA A CARLOS SAURA

“Los políticos piensan que la cultura es una cosa de vagos”

El cineasta, uno de los ‘fundamentales’ del cine mundial, paga la deuda que tenía con su tierra con su nueva película, ‘Jota de  Saura’, y de paso denuncia el desprecio hacia la cultura por parte de nuestros políticos.

Carlos Saura
 
"Estamos perdiendo el tren de la cultura"

Carlos Saura y Luis Buñuel son los cineastas más grandes que ha tenido España y dos de los más importantes del mundo. La afirmación no es exagerada, aunque en nuestro país pareciera que durante decenios pocos se han dado cuenta. Ahora, el primero, este genio innovador, moderno, sabio con la cámara, de curiosidad infinita, reconocido con los más altos galardones en todo el mundo, sigue imbatible -terco aragonés- con 84 años y una nueva película, Jota de Carlos Saura, y “muchos proyectos frustrados”.

“Si fuera francés todo sería más fácil”, dice con su cámara colgando del cuello –“tengo más de setecientas”-, una digital ligera, preciosa, y con una vitalidad envidiable. “No sé qué son estas películas”, confiesa, refiriéndose a la serie que comenzó con Gades, con Carmen y El amor brujo, y ha seguido con Flamenco, Tango, Fados, Salomé… “Esta película, Jota, se la debía a mi tierra. ¡Me lo han reprochado tantas veces! Me han preguntado muchísimas veces: ¿Y para cuándo la jota?”


Está haciendo una especie de trabajo de recuperación con estas películas, ¿no pretende también un poco hacer una labor de renovación, de actualización del folclore?

Sí. Artistas de los que participan en las películas y muchos expertos están de acuerdo conmigo en la necesidad de la renovación. No hay que falsear las bases, pero sí hay que renovar. Yo, a veces, hubiera llegado todavía más lejos, pero todavía no he podido. Ya se lo decía a Gades, “en el flamenco no bailes siempre igual”, pero él…

De todas, ¿alguna ha sido más complicada?

La más difícil fue Fados, aunque los fados me han gustado desde que era niño, en España entonces se pusieron de moda, pero yo tenía muy poca información cuando hice la película. También tengo recuerdos desde la infancia de jotas. De pequeño me llevaban a concursos de jotas, una vez fui a Mora de Rubielos a una reunión de grupos joteros del mundo entero. Y me acuerdo del calor que hacía y de las chicas con esos refajos que algunas se desmayaban, claro. Esta película, Jota de Carlos Saura ya se ha vendido a siete países, a China, Japón, Alemania, Turquía… Y yo estoy contento por los productores.


Con estas película ha recibido el reconocimiento que siempre le dieron en el extranjero y le negaron en España, ¿cómo lo siente?

Bueno, todo llega en la vida. Ahora todo el mundo dice “¡qué buena era La caza!”, pero cuando se estrenó en Berlín (donde ganó el Oso de Plata al Mejor Director), un crítico español vino y me dijo: “Vaya mierda de película que ha hecho usted”.

Hay casi unanimidad en que es su mejor película, pero no es la que más le gusta a usted, ¿cuál es su favorita?

Ahora Io, don Giovanni, porque reúne todas las cosas que me atraen, y la falsedad del cine dentro del cine, los artificios… Debería hacerse cine a lo Buñuel, a lo Bergman, a lo Fellini, no conformarse con lo costumbrista, con lo de siempre.

Ara Malikian en 'Jota de Saura'
Ara Malikian, en 'Jota de Saura'

Y ¿no cree que es justamente esa la tendencia que prevalece?

Sí. La mayor parte de las película son muy previsibles, nada más empezar ya sabes qué va a pasar y cómo. Pero eso es lo que demanda el público, sobre todo el de televisión. La televisión es lo que está machacando el cine. Y nosotros tenemos el problema de que estamos en manos de las televisiones.

Entonces usted…

Yo soy una excepción. He hecho más de cuarenta películas y todavía me sorprendo. Sobre todo porque siempre he hecho lo que me ha dado la gana, menos con mi segunda película, Llanto por un bandido, que la destrozaron en Italia. Yo había hecho una película con influencia de Kenji Mizoguchi y… Por eso luego hice La caza, que controlé completamente. Siempre me he sentido un privilegiado en el cine y en la vida.


¿Incluso ahora?

Ahora las cosas están… La cultura de este país no interesa para nada y gracias a que hay algunos francotiradores. ¿Qué político de hoy ha hablado de la cultura? Ninguno. Es impresentable. Cuando sales fuera de España en muchos sitios conocen al Real Madrid y al Barcelona, pero no en todos, pero sí se conoce en el mundo entero a Cervantes, a Picasso, a Miró, a Gaudí… Eso es lo que queda de España. Los políticos piensan que la cultura es una cosa de vagos.

¿No cree que algunos políticos han conseguido incluso que muchos españoles también crean eso?

Claro. Pero esto viene desde la educación. Si no se cambia desde abajo del todo, no va a cambiar nada. Últimamente viajo mucho a París, allí es todo estímulo para la cultura. Cuidan los lugares culturales, hay cines por todas partes, librerías en casi cada calle… A mi hermano, el gobierno francés le ofrecía un estudio para que pintara allí. Nosotros estamos perdiendo el tren de la cultura y perdiendo a mucha gente con talento que no recibe ningún estímulo.

París, capital cultural de Europa

En los últimos años se ha dedicado a este cine musical y al que usted llama ensayos sobre personajes, Buñuel y la mesa del rey Salomón, Goya en Burdeos… ¿qué pasa con el proyecto sobre Picasso?

Se cayó una vez y entonces escribí un nuevo guion con Ray Loriga, que está completamente paralizado. Antonio Banderas se debe estar cansando ya, además ahora se dedica a sus perfumes. Tengo otro guion sobre Felipe II. Si fuera francés o alemán, tendría todas las facilidades para hacer cine, pero aquí, no. El proyecto de Felipe II es más difícil que el de Picasso porque va contra la idea de ese Felipe II maravilloso que han descrito. Bueno, eso ya me pasó con Lope de Aguirre (El Dorado), me llovieron las críticas por el retrato que hacía de él.

Ha debido acostumbrarse a tanta crítica, porque le han caídos durante años por todos los lados ¿o no?

A mí me importa un pepino el estilo y lo que digan de él, pero me atacaban, incluso algunos grandes cineastas españoles, porque defendía el cine de autor. Y para mí, el autor es el que se hace responsable de lo que hace. Y, por otro lado, yo tampoco me he defendido mucho. Una vez recibí una carta de Ángel Fernández Santos que criticaba una de mis películas. Y le pregunté por qué hacía eso. Me contestó que éramos amigos y que yo era bueno y por eso a mí me exigía más. Es verdad, me caían por todos lados.


¿Tiene ganas de volver a hacer una película de ficción?

Sí, claro, tengo varias ideas, pero cada vez es más difícil. Tengo muchos proyectos frustrados. Antes era más fácil, cuando tenía unos productores fijos, Elías Querejeta, Emiliano Piedra, Andrés Vicente Gómez. Y, por otro lado, hoy cualquiera puede hacer una película con un teléfono móvil, así que…

Siempre dice que ve poco cine, que tiene poco tiempo...

Veo muy poco, algunas películas de catástrofes. Me encantan las películas de catástrofes. Es ese cine paralelo que hacen los americanos muy bien y que nosotros no podemos hacer. A mí no me gustaría hacerlo, yo soy más de cine de cámara con pocos personajes, pero me gusta verlo.


FUENTE: publico.es
Begoña Piña
Madrid - 05/10/2016