21/6/17

DICCIONARIO UNIVERSAL DEL SILENCIO


Paco Vila-Guillén

inventa un diccionario universal del silencio  
para mostrar el  lenguaje de los que no quieren hablar.
 

Viaja por  lugares cotidianos portando una maleta llena de mar, 
 

sueños en la punta de los dedos

 
o palabras letales que, como armas cargadas, 


 son capaces de matar caballos en el tablero de ajedrez.


Otras palabras llenas de amor reposan, recién envasadas, 
en el lineal de los supermercados, esperando que alguien las compre. 


En este gran teatro del mundo todo vale,
 

todo se compra, todo se vende. 

 
 Enfermos de avaricia, ingerimos dosis de veneno pecuniario


y  nos inyectamos religión por vía intravenosa  


para cometer todos los pecados con la excusa del perdón.

Hacemos el amor con los ojos enredados en una absurda  tela de araña, 



mientras no tomamos de la mano a nuestros amantes.


Dejamos olvidada encima de la mesa la jeringuilla 
que contiene la vacuna para salir del letargo, 



esa pesadilla donde la justicia no lo es, 


donde ídolos con cuerpos de madera y alma de nada, 
tienen legiones de acólitos que se postran sumisos.

 

Ese mal sueño donde solo quedan piedras para comer.

 
A pesar de todo, este sigue siendo un lugar por el que luchar. 

Un lugar donde a veces brotan nuevos tallos en la madera que creíamos muerta.


Un lugar donde encontrar el tiempo perdido. 


Un lugar donde no nos importe comer con cuchara o tenedor mientras


cualquiera de ellos sea capaz de llevar el alimento a nuestra boca.


La llave para descubrir el enigma que esconde la piedra está en tu mano.


Tú eliges. Ábrela y verás que lanzarla no sirve de nada. Al final solo vence la palabra.


FUENTE: www.pacovilaguillen.com

Este magnífico trabajo fue galardonado en el VII Premio de Poesía Experimental de la Diputación de Badajoz 2008. A pesar de estar encuadrado bajo el concepto de Poesía Visual viene acompañado de palabras preñadas de cotidianeidad, de amor, de lucha, de desencanto, de esperanza... todo ello enredado en la inasible intemporalidad del sueño, en la búsqueda eterna de esas claves que desvelen la esencia de uno mismo.

15/6/17

MI MÁS PROFUNDO AGRADECIMIENTO

Por segunda vez en estos años (ocho, ya) que llevo peleando con este blog, he vuelto a meter la pata y he perdido gran parte de los poemas alojados en la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE"; algo que ya me había ocurrido tiempo atrás y que, por aquel entonces, nadie fue capaz de ayudarme a solucionar. Así que no me quedó otra que volver a crearla partiendo de cero, lo que significó muchos meses de trabajo, buscando textos e imágenes para incorporarlos nuevamente al blog.

 

No obstante, unos malditos "scripts" que nunca supe de donde demonios salían (mis conocimientos de informática son bastante escasos) paralizaban la acción a cada rato, impidiéndome incluir todo el contenido en una misma página, así que opté por dividirla en dos, cosa que logré. Pero, hete aquí, que no quedé contento, así que, con ese afán de "perfeccionamiento" que empuja a los neuróticos, días más tarde decidí unificarlas y, de alguna manera... ¡la cagué!:

Copiaba los poemas, uno a uno (en bloque no me lo permitía) desde la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE - POEMAS 1 AL 36", a la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE - POEMAS 37 AL 194". Cuando hube copiado el poema nº 6 observé desconcertado que, de pronto, las dos páginas tenían el mismo contenido. No podía ser; sólo aparecían los poemas del 1 al 36 en ambas. ¿Dónde había ido a parar el resto?


De inmediato recurrí a la Ayuda de Blogger, indicando que se trataba de una auténtica llamada de auxilio. Había vuelto a perder un trabajo de años... El alma se me cayó a los pies, recordando que, la vez anterior, nadie había logrado encaminarme hacia una solución.

Aquí es donde entra el héroe de esta historia:

A la mañana siguiente, al abrir el correo electrónico, tenía un mensaje de ANDRÉS TIRADO que, a través del foro de Ayuda de Blogger, me indicaba los pasos necesarios para recuperar la información perdida.

Andrés Tirado

Probé y... ¡no me lo podía creer!... allí estaban de nuevo todos mis poemas. Así que, de inmediato, más contento que unas pascuas, le envié el siguiente mensaje:

"He logrado recuperar el anterior contenido de la página siguiendo tus indicaciones. Te felicito por la rapidez en la ayuda y la concreción de los pasos a seguir. La palabra que me viene a la boca es de otro idioma, pero... ¡CHAPEAU!".

"Las maestras bondadosas y miopes me enseñaron...*" que es de bien nacidos ser agradecidos, por ello he querido dejar constancia en este humilde blog, de su buen hacer y de su eficaz ayuda. Es mas, si existiera un "Panteón de Héroes Informáticos", tengan por seguro que este ciudadano abogaría porque ANDRÉS TIRADO fuera incluido en él. Le debo parte de mi vida.


(*) Del poema "Hombre preso que mira a su hijo" de Mario Benedetti. 

Miguel Ángel G. Yanes

10/6/17

LA LUCIDEZ DE IDA VITALE

Ida Vitale

Ha sido una auténtica gozada escuchar la entrevista radiofónica que RNE ha efectuado a la poeta uruguaya Ida Vitale con motivo de la presentación, en la Residencia de Estudiantes de Madrid, de sus últimas obras literarias.

Con una lucidez tremenda y una facilidad de palabra que ya quisieran muchos, esta mujer vital (nunca mejor dicho) es, a sus 94 años, un referente indiscutible de la literatura uruguaya. Enmarcada en lo que se conoce como Generación del 45, de la que forman parte autores de la talla de Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Carlos Maggi o Idea Vilariño, nacidos todos ellos en la República Oriental del Uruguay; aunque ella, por mor de los avatares políticos acaecidos en su patria, decidió fijar su residencia en los Estados Unidos de Norteamérica desde 1990.

Reunión de integrantes de la Generación del 45 
con motivo de la visita de Juan Ramón Jiménez.  

De izquierda a derecha parados (de pie):
 María Zulema Silva Vila, Manuel Arturo Claps, Carlos Maggi, María Inés Silva Vila,  
Juan Ramón JiménezIdea Vilariño, Emir Rodríguez Monegal, Ángel Rama. 
Sentados:  
José Pedro Díaz, Amanda Berenguer, Zenobia Camprubí (esposa de J. R. Jiménez),
Ida Vitale, Elda Lago, Manuel Flores Mora.

Ida Vitale, escritora, crítica literaria y profesora ha sido galardonada en los últimos tiempos con importantes distinciones internacionales, tales como: Premio Octavio Paz 2009, Premio Alfonso Reyes 2014, Premio Reina Sofía 2015 y Premio Internacioanal de Poesía Federico García Lorca 2016.


En su larguísimo trayecto literario ha cultivado Poesía, Prosa, Crítica y Ensayo, aunque la mayor parte de su obra gira en torno a la Poesía, con obras tan importantes como: La luz de esta memoria (1949), Jardín de sílice (1980), Entresaca (1984) Reducción del infinito (2002), entre otras.

Humilde, como siempre han de ser los verdaderos poetas, explica que:

«Ser humilde es más o menos normal. Lo contrario es asombroso, porque uno nunca tiene la conciencia total de lo que ha escrito. La vanidad entra en el caso de las enfermedades»


En cuanto al por qué de escribir y la relación con los lectores, aduce:

«Si escribir es un misterio, que te lean, en este mundo nuestro, es casi un milagro. La gente lee cada vez menos poesía. Porque la poesía exige un poco más de esfuerzo. La novela entretiene, es más fotográfica. Aunque hay novelas o textos en prosa que pueden marcarte para toda la vida».


Vitale reconoce que el universo intelectual, ése del que lleva toda una vida formando parte, se va  degradando, poco a poco:

«Asistimos a una degradación generalizada del mundo». «Si miras lo que está pasando en todos lados, es de apaga y vámonos. 

Remata, y vuelve a recuperar la sonrisa.


No quiero terminar esta entrada sin dejarles uno de los poemas de esta mujer angelical. Solo hay que fijarse en la luminosidad de su mirada con tan provecta edad, para entenderlo:

Aclimatación

Primero te retraes,
                                      te agostas,
pierdes alma en lo seco,
en lo que no comprendes,
intentas llegar al agua de la vida,
alumbrar una membrana mínima,
una hoja pequeña.
                                       No soñar flores.
El aire te sofoca.
                                    Sientes la arena
reinar en la mañana,
morir lo verde,
subir árido oro.

Pero, aún sin ella saberlo,
desde algún borde
una voz compadece, te moja
breve, dichosamente,
como cuando rozas
una rama de pino baja
ya concluida la lluvia.

De "Parvo Reino" 
Ida Vitale
1984
 
Miguel Ángel G. Yanes

7/6/17

EN LA MAGIA DEL ARPA (POEMA)

(A José Luis León)

Casi liquida baja,
Filtrada por sombrillas
Verdes de flamboyanes,
La matutina luz
Que se detiene y queda,
Temblando de emoción,
Enredada en arpegios
Cristalinos que flotan
En la magia del arpa.

Miguel Ángel G. Yanes

*

 4 comentarios:

Anónimo
Miguel Angel G. Yanes, estimado amigo: no sé bien si soy el destinatario de este bello poema. Ha sido otro amigo quien me ha facilitado el enlace. No obstante fuera o no el afortunado de la dedicatoria, te felicito por el delicado poema, sinopsis que refleja, la relevancia de un instrumento olvidado, madre y padre, genuino de todos los cordófonos de la tierra. Muchas gracias y enhorabuena . José Luis León, arpista.

 Miguel Ángel G. Yanes
Pues sí, es para ti este poema, escrito una mañana de domingo en la terraza de la Cafetería El Águila, disfrutando del mágico embeleso de tu música.

 Anónimo
4 de febrero de 2016, 10:18
Miguel Angel, reitero mi agradecimiento y felicitaciones. El poema es buenísimo, de excelente calidad literaria. (He tratado de localizarte en Facebook sin resultado, interesado por conocer tu trabajo, ya que llevo programas en medios de comunicación y sociedad cultural. Contacta por el medio indicado conmigo. Gracias). José Luis León.

Querido amigo: Escribo desde mi rinconcito de pensar, escondido casi como si fuera un búho, porque me agobia la vorágine ciudadana, su frenético ritmo, su impaciencia. Te diré que me suicidé en el "Caralibro" ese, años ha, por la misma razón. Agradezco profundamente tu interés, pero llegado a estas alturas de la vida (no sé si por comodidad, timidez, desilusión o hartazgo) quiero seguir aquí, bajo esta dulce sombra de ciudadano gris. Mi única ventana es este blog, y desde él me conformo con lanzar las palabras que, a mis pies, se van amontonando día a día. Sé que no son palomas y algunas hacen daño. Pido perdón por ello. 
Un fuerte abrazo.

4/6/17

FALLECE JUAN GOYTISOLO

Muere el escritor Juan Goytisolo en Marrakech a los 86 años

Se desconocen las circunstancias exactas del fallecimiento, aunque el escritor estaba muy delicado de salud en los últimos meses, en los que tuvo que ser hospitalizado en varias ocasiones.

Juan Goytisolo./EFE
Juan Goytisolo./EFE

El escritor español Juan Goytisolo ha muerto hoy en Marrakech, confirmó hoy desde su domicilio Ricard Parise, amigo personal del escritor.

Parise, también residente en Marrakech, dijo desconocer las circunstancias exactas del fallecimiento, aunque el escritor estaba muy delicado de salud en los últimos meses, en los que tuvo que ser hospitalizado en varias ocasiones.

Juan Goytisolo, la voz libre y heterodoxa

Marrakech - Marruecos

El escritor e intelectual Juan Goytisolo es uno de los nombres que han dibujado la cumbre de la literatura española, un autor cervantino con una voz crítica y heterodoxa, además de practicante de la incorrección política, desde que se exilió en París en 1956.

Nacido en Barcelona en 1931, está considerado también un "interlocutor entre la cultura europea y la islámica"; no en vano, ha vivido en Marrakech, desde los años ochenta.

Pero antes, sus pasos le llevaron a Estados Unidos, donde impartió clases en California, Boston y Nueva York. Una vida nómada y universal que también se refleja en su literatura: Carlos Fuentes lo consideraba como "uno de los mejores escritores del mundo", y él mismo se ha clasificado como alguien "anómalo como todo creador" y de "nacionalidad cervantina".

José Agustín y Luis Goytisolo

Hermano del poeta José Agustín Goytisolo (1928-1999), y del escritor y académico Luis Goytisolo.

Nacido en el seno de una familia vasco-cubana, Juan era hermano del poeta José Agustín Goytisolo, fallecido en 1999, y del también escritor y académico Luis Goytisolo. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, tras la publicación de sus dos primeras novelas, "Juegos de manos" (1954) y "Duelo en el Paraíso" (1955), Juan Goytisolo marcho a París, donde vivió hasta 1969.

Allí fue asesor literario de la prestigiosa editorial Gallimard, y conoció a la fallecida Monique Lange, la novelista y guionista con quien se casó en 1978 y quien introdujo en Francia a autores como Luis Goytisolo o Jesús Fernández Santos.

Monique Lange

Autor de más de cincuenta títulos, la mayoría traducidos al inglés, Juan Goytisolo cultivó la novela, el ensayo, la literatura de viajes, el cuento y las memorias, una creación marcada siempre por el compromiso y la libertad.

Títulos como "Fin de fiesta" y una de sus obras míticas y de mayor impacto, "Señas de identidad", y, tras ellas, "Juan sin tierra", "Disidencias", "Makbara", "Paisajes después de una batalla" y "Coto vedado", donde habla abiertamente de su homosexualidad.

Asimismo, "Duelo en el paraíso", "Reivindicación del conde don Julián", "Crónicas sarracinas", "Las virtudes del pájaro solitario", "Carajicomedia" y "Telón de boca" dejan constancia de una obra que atraviesa géneros y fronteras.

Juan Goytisolo recibiendo el Premio Cervantes en 2015 / EFE

Reconocido con premios como el Nacional de las Letras, el Premio Formentor, el Europalia de Literatura, el Octavio Paz, el Juan Rulfo de Guadalajara (México), el Rachid Mimumi de París a la tolerancia y a la libertad, y el Nelly-Sachs (Dortmund, Alemania, 1993), Goytisolo siempre ha lamentado que la mayoría de los premios se los dieran fuera de España.

El Premio Cervantes, que recogió en 2015 en una solemne ceremonia en donde también mostró su lado iconoclasta, al ir vestido de traje de calle, en lugar del chaqué que sugiere el protocolo, puso el broche de oro a toda su carrera vertebrada por su idea de la creación y también por un autor, Cervantes, quien en palabras de Goytisolo "fecundó la totalidad de la novela europea".

Censurado por el franquismo en 1963


En cuanto a la creación, Goytisolo decía: "No hay corrección política. Ocurre lo mismo que con las fantasías sexuales de cada uno, que no tienen que pasar por ninguna corrección", decía.

Su obra, prohibida en España por la censura franquista desde 1963, pasó por el realismo social de los cincuenta, con un pensamiento muy crítico con el sistema burgués y siguió en el trazo de una literatura moderna y muy heterodoxa que ha llegado hasta la actualidad.

Defensor de los derechos de las mujeres, de los homosexuales, de los desposeídos del Tercer Mundo y de todas las minorías, Juan Goytisolo también ha dedicado varios ensayos a referentes suyos como Blanco White, Manuel Azaña o Américo Castro.

Goytisolo reivindicó también una transición cultural para España. "La Transición política cambió el rumbo de la sociedad española, pero no ha ido acompañada de una transición cultural", recalcó en varias ocasiones el escritor, que en su discurso de agradecimiento del premio Cervantes hizo un guiño al partido de Pablo Iglesias, al decir: "Digamos bien alto que podemos".

FUENTE: publico.es 
Madrid - Efe

Aunque para mí, tal vez por su condición de poeta, el personaje más importante de esta saga cultural de los Goytisolo sea su hermano José Agustín, de cuya obra me manifiesto profundo admirador (no en vano lo encuadro entre mis poetas preferidos en lengua castellana) no dejo de reconocer el tremendo valor y la profundidad de la narrativa de Juan Goytisolo, así como su valentía para enfrentarse al poder establecido.

Aunque durante toda su vida mantuvo unas firmes convicciones ideológicas, inseparables de su obra literaria, jamás llegó a formar parte de organizaciones políticas de ningún tipo.

Ateo declarado, fue defensor a ultranza de los derechos de los más débiles, fueran de la raza, religión o país que fueran, reivindicó abiertamente el poder popular sobre las estructuras sociales que lo sojuzgan.

27/5/17

TEMOR DE UN SER ABYECTO (POEMA)


A todas las mujeres maltratadas

Maldito sea este día
En que la aurora
No logra amanecer.
Acurrucada, oculta
Tras los muros de un miedo
Visceral no se atreve
Ni siquiera a salir.

Teme ser golpeada,
Asesinada incluso
Por la mano de un “dios”
Furioso y vengativo
Que no transigió nunca
Con el fulgor sagrado
De la feminidad.

Aqueste ser oscuro,
Dueño y señor de nada,
No quiere permitirle
Que brille, así que intenta
Con violentas maneras
Arrastrarla a un infierno
De dolor y de espanto.

Pero será el destello
Mágico de la luz
Quien lo venza y lo ciegue,
Y maldiga por siempre
La cobardía terrible
De quien fue concebido
En vientre de mujer. 

Miguel Ángel G. Yanes

23/5/17

SANTOS REPLAY

A petición de un amigo, y sin entrar a valorar la reciente remodelación del puente del Cabo (cosa que pienso hacer en un futuro) vuelvo a cargar esta antigua entrada:

24/03/2010

DESEMBOCADURA DEL BARRANCO DE SANTOS


Hoy por hoy, que se han acometido una serie de medidas encaminadas a mejorar el desagüe al mar del barranco de Santos, hay algo que todavía no termina de convencerme. Reconozco que no tengo conocimientos técnicos de nada; ni de ingeniería, ni de arquitectura, ni de... pero soy como el búho del chiste: ¡me fijo, me fijo! Y a base de fijarme y de emplear la lógica, observo algunas cosas que me gustaría comentar públicamente por si acaso sirvieran para algo.


He leído qué lo que limita la capacidad de desahogo del barranco es el antiguo puente de El Cabo. Puede que sea así, pero esa lógica de la que hablaba antes, me dicta que si se hubiera buscado el lecho original, rebajándolo más de lo que se hizo a la hora de revestirlo de hormigón, otro gallo nos cantaría.


Me explico: En la actualidad, la altura del puente con respecto al lecho del barranco ha menguado sensiblemente, a medida que se han ido incorporando sedimentos con el paso del tiempo. Me basta mirarlo para saberlo, porque, años ha, un camión (empleado para efectuar la limpieza) pasaba holgadamente bajo él y ahora es de todo punto imposible.



Pero mucho más grave para mí, es la escasa altura del puente que sirve de soporte a la Avda. Bravo de Murillo (lo mismo ocurre con la Plaza de Europa, Avda. Marítima y Vía de servicio del muelle, bajo las que el barranco está completamente encajonado). Hasta tal punto es exigua su altitud que, tras el último temporal, observé con asombro la ímproba labor de los operarios, trabajando en condiciones claustrofóbicas, con unas máquinas diminutas, pegadas casi al techo, para retirar la ingente cantidad de escombros acumulados, porque las excavadoras normales no cabían en tal sitio. Otro detalle que me asombra, es el hecho de que los pilares enfrenten una cara plana al curso del agua, en lugar de los correspondientes tajamares, para que ésta se abra hacia los lados y no los golpee directamente. Si se fijan en el puente viejo, verán qué el único pilar que lo sustenta, y que resistió perfectamente el embate de la riada (no así sus barandillas que fueron arrancadas de cuajo) tiene forma curva. Algo significará, digo yo.



Entiendo que si se hubiera excavado más el fondo del barranco, el agua del mar volvería a entrar, con la subida de la marea, hasta la base del puente de El Cabo o quizás más arriba, como hacía antaño, recuperando el espacio que ocupaba el desaparecido Charco de la Casona; porque tal vez no sea un disparate devolverle a la desembocadura del barranco su ritmo y su lecho natural... y mantenerlo limpio ¡claro está! A fin de cuentas, la naturaleza es bastante sabia, aunque siempre nos empeñemos en llevarle la contraria.

Miguel Ángel G. Yanes