31/7/09

FINIS LABORIS

“Ahora me véis, después no me veréis...” (no sé como se dice en latín)

Tras treinta y tantos años en este convento, apenas he mejorado mi latín, quizás porque rezo poco y maldigo mucho; pero es que la actual situación laboral me empuja más a lo segundo que a lo primero, y como todos sabemos, siempre se maldice en la lengua materna. Si lo dudan, prueben a darse un martillazo en un dedo, a ver cual es el primer palabro que les brota por muchos idiomas que dominen.

Pues bien, hoy que lo que prima es el capitalismo globalizado y salvaje, donde los trabajadores pierden comba a cada paso, en aras de una cacareada rentabilidad empresarial que, al parecer, es lo único importante; hoy que todas las mejoras sociales que lograron nuestros mayores, y nosotros mismos tiempo ha, se van, ante nuestros atónitos ojos, por un desagüe insaciable; hoy que la precariedad laboral campa por sus respetos; hoy que los sindicatos mayoritarios han perdido fuerza y terreno, a cuenta de tragar ingentes ruedas de molino que han lastrado su credibilidad y su capacidad de convocatoria; hoy que, más que nunca, con el culo al aire y viviendo siempre al ras o por debajo del IPC (lo que nos impide sacar la cabeza del agua) vemos difuminarse el "estado del bienestar" al que aspirábamos, aunque unos pocos no lo necesiten para nada; hoy que mi vida laboral toca a su fin, me viene a la memoria una frase de Felipe. No... de Felipe González no; me refiero al amiguito de Mafalda cuando, al finalizar el curso escolar, grita:

- ¡La pucha! ¿Y qué voy a hacer con tanta libertad por delante?

Pues... ¡usarla! ¿Qué sí no?

A partir de hoy condenaré al despertador al exilio permanente, y me acostaré, levantaré, pasearé, leeré, y todos los "re" que se os ocurran, cuando me dé la gana...

¡Ah! y no obedeceré más órdenes que las de mi mujer... mi hija... mi suegra... mi...

Por si en algún momento necesitan algo de mí, aquí les dejo mis datos:

Miguel Ángel G. Yanes
C/ Agustín Espinosa García, 20, 2º Izq.
38007 - Santa Cruz de Tenerife
Teléfono: 922202687
E-mail: magyanes@gmail.com

Un fuerte abrazo.

P.D.
Mi amiga Montse Ortí me hace llegar la frase que no supe traducir:
"Nunc ego, iam non videbitis me", lo cual agradezco profundamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario