1/8/15

AMENACÉ CON VOLVER... ¡Y LO HE HECHO!

Justo hoy, primer día de agosto, cuando se cumplen ocho años de haber finiquitado mi vida laboral para terceros,  y después de cuatro meses en dique seco, con el permiso de mis pobres dedos, hartos de aporrear teclas durante toda la vida, vuelvo a las andadas:

Amenacé con volver... ¡Y lo he hecho! 


Y nada mejor para empezar, que meterme con el gobierno y los mayoritarios de la oposición que, a fin de cuentas, la misma... cosa son.

Andan embarcados en un viaje circular, que a ningún sitio lleva a los estratos más desfavorecidos de nuestra sociedad. Se dan la mano soterradamente, se acarician a hurtadillas e incluso se besan en la boca en oscuros callejones políticos, todo para medrar y "agarrar cacho" en las altas esferas del poder, apartando y dejando en entredicho a quienes quieren cambiar el tándem del bipartidismo e intentar enderezar el rumbo de este jodido... "país".


Para descalificarlos, les bastan dos palabras: populistas y radicales.

Dicho esto, debería callarme y dejarlos reflexionar sobre el asunto, pero me puede el gusanillo de tan larga inactividad. Los "sonajas" somos así; obedecemos a intermitentes bajonas y subidonas, provocadas no por alcohol, drogas u otras sustancias desinhibidoras al uso, sino por la presión en nuestros cerebros de unos invisibles demonios, infames y honorables a la vez, que nos pueden siempre.


Así qué, con todo el respeto del mundo, pero también con la mayor mala leche posible (agriada por ellos durante estos 40 años de despropósitos) quiero tachar, tanto al PSOE, como al PP, de solapados esbirros de un Sistema Capitalista Salvaje que empobrece al pueblo llano, a costa de beneficiar a los poderosos, acrecentando cada día más la enorme grieta existente entre ellos.

A los socialistas, porque pudieron cambiar las cosas en su momento (me refiero a su segunda legislatura, en 1986, en la que consiguieron una amplia mayoría absoluta) y no lo hicieron, perdiendo una oportunidad histórica. 


Y a los populares, porque siguen dándole alas al franquismo, arrastrando con ellos las sombras más oscuras de nuestra historia, pero de las que "los suyos" lograron pingües beneficios.


Solo me resta agradecer a mi cuñado, Paco Brito, el haberme facilitado las siguientes fotografías del "hemiciclo mosqueteril" que, a cielo raso y bajo la atenta mirada de Don Atanasio, presidente a perpetuidad de esta "cámara", sirve de desahogo a tirios y troyanos:

 Asientos del Gobierno

Asientos de la Oposición

La ausencia de sus señorías está plenamente justificada. Tengan en cuenta que hoy, 1º de agosto, iniciaron sus vacaciones estivales. La verdad es que estaban extremadamente cansados de tanto t.l.c...

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario