1/5/09

CARTA ABIERTA A CÉSAR RODRÍGUEZ PLACERES


Dada la actual situación de acoso y derribo que denuncias hacia el Centro de la Cultura Popular Canaria, algún amigo que me conoce bien, francamente intrigado, ha llegado a preguntarme por qué nunca me he identificado con el CCPC. Si es que yo estaba en contra.

¡No! No estoy en contra ¡Dios me libre! Creo que se ha hecho una importantísima labor rescatando nuestras raíces culturales y concienciando a gran parte de nuestro pueblo de su verdadera identidad. Pero cada uno conoce los pequeños detalles que le afectan.

Fíjate bien en lo que voy a contarte:

Allá por los tiempos de Maricastaña; no recuerdo si fue en 1984 ó 1985 (mira si ha llovido desde entonces) presenté un trabajo a un certamen de Poesía convocado por el Centro y me vine a enterar de que había sido publicado, de relance, años más tarde, ojeando el escaparate de una librería. Ni siquiera tuvieron el detalle, ni vía telefónica, ni epistolar, ni a voz en grito, de ponerse en contacto conmigo para decirme, al menos, que ya estaba en la calle. Por descontado que, con anterioridad, tampoco se me informó de la fecha de su presentación oficial, si es que la hubo; tal vez, pensé, porque al englobar a varios autores en el mismo tomo, la presencia de alguno poco conocido no era demasiado necesaria.

Como comprenderás, a partir de ahí, me pareció tan poco serio que me desentendí por completo, hasta la fecha... ¡Miento! Cierta noche acudí a la presentación de un libro de mi amiga Mª Nieves Samblás, pero fue sólo eso, algo circunstancial, y nunca más volví.


Será porque mis abuelos me educaron con sus antiguos cánones, pero si esos detalles fallan, falla lo elemental. A veces he pensado si habré sido rencoroso, pero no, no tengo ningún sentimiento de culpa. La seriedad es para mí una importante seña, y así como la otorgo a los demás, la exijo. Sin embargo, no quiero que esto, que ha quedado en anécdota, desvirtúe un ápice mi apreciación de la excelente labor que, durante estos años, ha desarrollado el Centro de la Cultura Popular Canaria, le pese a quien le pese. Y es por ello que quiero decantarme públicamente a favor de su supervivencia.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario