30/11/14

PALABRAS MAL EMPLEADAS

Son los propios gobiernos los verdaderos culpables de que determinados estratos de la población adolezcan de falta de cultura. No hay nada más triste que eso para cualquier pueblo del mundo.

Los que llevan las riendas de la política y de la economía, no siempre están dispuestos a cederle terreno a los ciudadanos para que puedan progresar (tal vez por puro miedo) y los condenan a situaciones de pobreza, desamparo e incultura que acaban enquistándose, deteriorando parte de la trama social que termina resintiéndose; abocando muchas veces a una justa rebelión de los más desfavorecidos.


Me precio de tener amistades en todos los estamentos sociales (haberlos ahylos, como las meigas) y me duele y entristece a la vez cuando escucho a alguien con escasa cultura, sobre todo a aquellos que carecen del "vicio" de leer, emplear determinadas palabras que, aún siendo correctas, son mal utilizadas.

Resulta claro que si nadie se encarga de corregirlo, ese empleo inexacto seguirá perpetuándose entre la familia, los amigos y la propia comunidad, pero todo tiene su enjundia. En esta tesitura me encontré cierto día, cuando un amigo muy querido para mí, me dijo:


- ¡Mira!... Áquel que va por allí es Nené "El Carabela".

- Será "El Calavera", le dije.

- ¡No, no! "El Carabela", respondió.

- A ver, amigo: ¿lo llaman "El Carabela" porque parece un barco?

- ¡No, coño! Por lo flaco que es, que se le nota toda la carabela.

- Si te refieres a los huesos del cráneo, entonces lo correcto es decir calavera. 

- ¡Joder! Es que siempre te las sabes todas -dijo molesto- Pues quí todo el mundo lo llama "El Carabela".

Decidí callarme, pero al llegar a casa, lo primero que hice fue ponerle un diccionario en las manos y hacerlo buscar el significado de ambas palabras. Lo entendió perfectamente, pero cerrándolo de golpe, me espetó:

- ¡Sí!. Es como tú dices. Pero si yo llego al barrio diciendo "El Calavera". Todos van a descojonarse de mí.

Y no tuve otra que darle la razón.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario