2/11/14

CORAZÓN LIBRE

Como observarán, tras dos semanas sin hacerlo, hoy he vuelto a escribir. Se lo debo, de forma indirecta, al amigo Rafael Amor, ya que, fue un tema suyo: "Corazón libre", cantado anoche en el Teatro Leal, el que me hizo recapacitar sobre mi decisión de abandonar este blog definitivamente.



Había optado por despedirme "a la francesa" con aquella viñeta de Mafalda, gritando con ella que pararan el mundo para poder bajarme. Todo fue a raíz de un importante "rebote" con mi propio demonio y con el mundo, pero como no se sabe dónde está el maldito botón, aquí sigo viajando sin remedio.

Reconozco que, a veces, es menester que le den a uno un empujoncito, no demasiado fuerte claro está, porque se corre el riesgo de irse de boca y romperse los "piños". Pero tampoco es cuestión de bajarse en marcha y correr el riesgo de ser atropellado por este gigantesco "colectivo".
  

Doy las gracias aquí, públicamente, a Rafael por haber compuesto ese hermoso tema que me ha hecho reflexionar a tiempo, a los hados por haberme permitido escucharlo, a Laura y a Domingo por habernos invitado al concierto... y a aquel que tenía que apretar el botón de emergencias por no haberlo encontrado.

NOTA: Terminaré dándole la razón a mi difunto abuelo que me llamaba "el espíritu de la contradicción" porque, miren por dónde, hoy, Día de los Difuntos, me ha dado por resucitar.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario