18/9/14

SIN NOTICIAS DE LA SOMBRILLA

Parafraseando a Samuel Beckett en Esperando a Godot, "seguimos sin tener noticias de la sombrilla"; así que vuelvo a la carga sobre este asunto:

Ha transcurrido un mes desde que solicité, en este mismo blog,  a Don José Gumersindo García, alcalde de la villa mariana de Candelaria (Tenerife) una simple sombrilla bajo la que pudiera cobijarse, de los ardientes rayos de "Lorenzo", el joven socorrista que cumple tan necesaria función en la playa de Puntalarga; allí en la zona en la que, según el amigo Erasmo, "el pez grande se come al chico", aunque yo siga llamándola la de "la herrumbrienta veleta".


Le escribo nuevamente para reiterarle, a estas alturas de verano (apenas le queda ya un suspiro) la urgente necesidad de proteger a los que nos protegen. No le estoy pidiendo una sombrilla especial, ni de marca, ni de relumbrón... sólo un "tejadito" que preserve las entendederas del muchacho de la ardiente canícula estival. 

La vale hasta de propaganda; fíjese si le va a salir barato... ¡o no! Porque este ciudadano, machacón donde los haya, va a seguir dándole la vara públicamente hasta que este asunto se solucione.


Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario