14/9/14

LA MORRETADA

Aunque a veces oigo decir "morretazo" (que también), eran "morretada" o "morrada" palabras más comunes en boca de nuestras gentes; si bien es cierto que tendente a desaparecer del lenguaje cotidiano canario. Tal vez porque, al haber disminuído sensiblemente el nivel de violencia de la sociedad con relación a épocas pasadas, ese golpe no se utiliza con la asiduidad de antaño.


La morretada del canario era temible. Un brusco giro de pescuezo y ¡zas!: el tremendo cabezazo daba en el suelo con el contrario que, aturdido, quedaba fuera de combate, sangrando profusamente por la nariz partida.

Una técnica de lucha que supongo heredada de nuestros ancestros guanches; útil sólo para distancias cortas, ya que, se debía estar muy cerca del rostro del contrario para ejecutarla, pero de una infalibilidad incustionable.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario