7/10/13

EL PODER DE UNA MADRE (POEMA)

  

Mi madre era minúscula y delgada,
Pero con una fuerza cósmica en los brazos.

Capaz de alzar de golpe un huacal lleno
De hortaliza y verdura o mi cuerpo infantil
Sobrecargado en kilos por el peso
De una espina de rígida escayola.

El poder de una madre es infinito
Cuando ha de llevar el pan a casa.

O cuando ha de luchar ante un peligro
Que amenace la paz para sus hijos,
O romper con los dientes cien cadenas,
O elevar con sus manos mil rastrillos.

El poder de una madre es infinito
Si lo mueve el amor de las estrellas.

En un arranque de fuerza sobrehumana,
Con manos y riñones, vi a una madre
Liberando las piernas de su hijo
De una plancha de acero… y lo lograba.

El poder de una madre es infinito
Cuando fulge la luz desde su pecho.

Dos robusto obreros intentaron
Levantar con afán la gruesa plancha,
Y fue inútil tarea a cuatro brazos
Igualar el esfuerzo de una madre.


Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario