27/8/13

TESTIGOS DE EXCEPCIÓN DEL "OVNI" DE CANARIAS

Ayer, la prensa nacional se hizo eco de un fenómeno luminoso, acaecido en los cielos canarios en la noche del domingo.


Bueno, yo no sé si era nave, misil, bólido, meteorito o chatarra espacial; por lo tanto: Objeto Volante No Identificado. Estrella fugaz tengo claro que no, por su tamaño, colorido y enorme luminiscencia, pero verlo sí que lo vimos con total nitidez, mi sobrino Alejandro y yo que, en aquel momento (serían algo más de las 10 de la noche) nos encontrábamos asomados al balcón, observando cómo, operarios de Emmasa, intentaban solventar una avería que nos había dejado sin suministro de agua corriente.


El supuesto objeto, de color azul-verdoso, tendría a simple vista, aproximadamente, el tamaño de una pelota de tenis y, dejando tras de si una estela amarilla, iluminó el cielo nocturno durante unos segundos, desapareciendo sobre el horizonte del este en una clara trayectoria descendente.

Era la segunda vez que observaba un fenómeno semejante. La primera tuvo lugar una noche del verano de 1983 cuando, en compañía de unos amigos, bajando en coche desde el Parque Nacional del Teide, contemplamos, ¡asombrados!, un ¿objeto? de  gran colorido y luminiscencia que, atravesando el cielo, se fragmentó de repente como una explosión de fuegos de artificio.


José Manuel Martín, que en aquellas época trabajaba en el Observatorio Astrofísico del Teide, al comentarle dicho avistamiento, me habló de los "bólidos": meteoros de gran tamaño, cuyo rozamiento con la atmósfera terrestre, provoca ese efecto. Lo cual no deja de ser una teoría, ya que, nunca se han llegado a recuperar fragmentos meteóricos tras la caída de esos supuestos "bólidos".

De los muchos comentarios de lectores que he leído en los diferentes periódicos sobre tal noticia, he entresacado éste, porque me resultó de lo más gracioso:

PRE-PARADO 
El supuesto asteroide parece ser una acumulación de excrementos de paloma, por lo que se sospecha que sea el medio de transporte del Espíritu Santo en misión especial y espacial a La Tierra, para ver en que queda la renuncia del Papa.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario