5/5/13

GENTILICIOS

Esta entrada viene a cuento de una discrepancia que tuve, poco ha, con otro parroquiano a la hora de echar el café matutino. En realidad yo hablaba, en el bar de costumbre, con otras dos personas que trabajan en la zona y que se definieron como "sudamericanos"; término éste, que según el amigo, poeta y cantautor argentino, Rafael Amor, resulta inexistente. A él le hacía gracia, cuando se lo aplicaban libremente:

- ¡Eh, tú, sudamericano: toca algo!


- Ojalá -respondía- que algún día exista un país que se llame Sudamérica, y nos puedan aplicar ese gentilicio con propiedad, pero, ahora mismo, sólo soy argentino. 

Hablando, entre sorbo y sorbo, "los sudamericanos" y yo de tal asunto, llegamos, cómo no, al término "americanos" o "americans", que, los habitantes de EE.UU., se aplican a si mismos; entiendo que erróneamente, pues ese gentilicio corresponde a todos los habitantes del continente, desde Alaska a la Tierra del Fuego.


A nosotros, los hispanohablantes, más allá de términos despectivos como pueden ser "gringos" o "yankees", nos da por llamarlos "norteamericanos"; lo cual también es incorrecto, habida cuenta de que en el subcontinente norteamericano existen tres países: Canadá, Estados Unidos y México...


En esta explicación andaba yo, cuando una voz desde el fondo del bar, tronó:

- ¡Está usted equivocado!... América del Norte sólo tiene dos países. México está en América Central.

- Perdone que discrepe -le dije- pero México, aunque es cierto que ocupa una porción del istmo centroamericano, pertenece a América del Norte. De hecho, su capital, Ciudad de México, es la urbe más populosa de la misma.

- ¡De eso nada! recalcó. Los mexicanos nunca han sido norteamericanos.

Bueno -pensé para mí- será mejor no llevarle la contraria para no liarla. Y puntualicé:


- Me da igual. A lo que iba es que, el gentilicio correcto de los habitantes de Estados Unidos, United States, EE.UU. o U.S.A., es "estadounidenses" y punto.

Miguel Ángel G. Yanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario