17/9/09

HOMENAJE PÓSTUMO A MANUEL PICÓN

Escribo desde la isla de Tenerife.

Me he enterado, a través de la página web de Rafael Amor, que para el próximo 29 de septiembre de 2004 a las 20 h. está previsto celebrar, en la Casa de América en Madrid, un homenaje póstumo a Manuel Picón, cuando se cumplen 11 años de su desaparición de este universo físico, que no del de la memoria, pues sigue entre nosotros agitando recuerdos con su voz y su música.

 
En dicho evento actuarán: Olga Manzano (su mitad en este lado de la realidad) y diversos cantautores, amigos y poetas de la talla del propio Rafael Amor (Argentina), Numas Moraes (Uruguay), Pablo Guerrero (España), Quintín Cabrera (Uruguay) y Luis Pastor (España) entre otros; todos ellos de la mano de Fernando Lucini que será el encargado de la presentación.

Tuve la inmensa fortuna de conocer a Olga y a Manuel a principio de los años 80. Fue a través de mi amiga Maca, quien mantenía una cordial amistad con ellos, hasta el punto de que, cuando actuaban en la Isla, era ella quien solía quedar al cuidado de sus hijos.


Me viene a la memoria, con total nitidez, la primera vez que los escuché en directo. Fue en el Teatro Guimerá, la entrada era gratuita y sin embargo, por mor del desconocimiento, los asistentes apenas llegábamos a la docena. Así y todo, cantaron poniendo el alma en cada tema, y no sólo eso, sino que al finalizar la actuación, descendieron al patio de butacas estableciendo con todos nosotros un diálogo distendido y ameno. Años más tarde sería prácticamente imposible encontrar una localidad para sus actuaciones, a no ser que se hubiera comprado con bastante antelación, lo que da una idea de su calidad y de su continua progresión.


Recuerdo a Manuel Picón como un personaje encantador, de mirada profunda y luminosa, trato afable, prudente siempre (cuando viajábamos en coche nos solía rogar que no superáramos los 90 km. por hora) y, por supuesto, un profesional como la copa de un pino, con una magia de aves canoras en la voz.  


Gracias a él, que adaptó y musicalizó muchos poemas de Pablo Neruda, los jóvenes de entonces entramos de lleno en el mágico universo de su poesía que, para mí, hasta esa fecha se circunscribía a “20 poemas de amor y una canción desesperada”, “Las piedras del cielo” y poco más.


De los múltiples trabajos de Olga y Manuel, mi preferido es indiscutiblemente “Los versos del Capitán”. Hay temas de este disco que continúan a mi lado después de tantos años; siguen sonando en el cassette del coche, en el ordenador de casa, e incluso, a veces, tarareo, entre dientes, sus estrofas:


“Amor mío, si vieras / si vieras que de pronto / mi sangre cae y mancha / las piedras de la calle, /
ríe, porque tu risa / será para mis manos / como una espada fresca / en las horas oscuras.

…niégame el pan, el aire, / la luz, la primavera, / pero tu risa nunca / porque me moriría.”

Aunque también otros discos suyos anidan aún en mi colección de vinilos: “Fulgor y muerte de Joaquín Murieta”, “Papá Bolero”, "Te quiero al alba"…



Me queda el desconsuelo de no poder asistir a ese homenaje, y a fe que me gustaría, pero mis obligaciones laborales me lo impiden. No obstante dejo la reseña para quien quiera o pueda hacerlo.

Miguel Ángel G. Yanes

2 comentarios:

  1. por ejemplo esto se lee hoy 15/04/2014 y desde las obligaiones laborales que lejos de ser las deseadas son la de la crisis... otro drama...
    Y en concreto te leo yo, Nagot picon manzano.. el hijo pequeño de este duo del que hablas.... porque no y siempre que se pueda... gracias por acordarte asi de mi Padre. Un saludo.
    Nagot.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un inmenso honor para mí, que un hijo de Olga y de Manuel acceda a esta desordenada montaña de palabras por la que intento trepar, con la desesperación de quien busca la fuente de su eco.

      En la página titulada "A los que quiero y quise" de este mismo blog, hay un pequeño poema dedicado a tus padres. Espero que te guste.

      Gracias por tu visita Nagot. Un abrazo.

      Miguel Ángel G. Yanes

      Eliminar